Innovación pública con foco en participación ciudadana

En el contexto de la nominación de los nuevos ministros, recordé un seminario de diciembre donde participe como moderadora en el panel Innovaciones en el Estado chileno en el contexto del Encuentro Nacional de Innovadores Públicos que desarrolló el Laboratorio de Gobierno, el objetivo del panel era visibilizar historias de iniciativas de innovación pública que se han realizado a lo largo de la historia del país por parte de servidores públicos que fueron parte de ellos.

De esta forma, contó con el Intendente Claudio Orrego exponiendo sobre la experiencia de Chilecompra, el Director del SII Fernando Barraza quien a fines de los 90 encabezó la modernización en línea de dicho servicio, el Alcalde de Recoleta Daniel Jadue y Javier Assereto Gerente de Experiencia Ciudadana en la Superintendencia de Electricidad y Combustibles encabezando el proceso de simplificación de las cuentas de la luz. 

A partir de la conversación sobre las experiencias señaladas emergieron diversos aprendizajes a considerar en un proceso de innovación pública y por supuesto en un proceso de modernización del Estado. 

Dentro de los elementos abordados destaco.

La necesidad de que los procesos sean encabezados por un liderazgo fuerte, claro y perseverante.

Que se cuente con mediciones de impacto y de resultados que permitan fundamentar su necesidad y buenos logros futuros.

Que se mantenga continuidad en el hacer público porque los cambios son lentos, superando los ciclos políticos - electorales.

Es fundamental saber lidiar con el componente jurídico muchas veces usado como excusa para mantener el estatus quo.

Considerar que la innovación en el sector público muchas veces lleva avances en innovaciones en el sector privado, el que debe ponerse al día en su actuar. Ello resultó importante en cambios tecnológicos del SII por ejemplo.

Por último y a mi juicio, de suma importancia es el componente cultural que muchas veces se olvida, poner al centro de la gestión pública al ciudadano, tanto en la empatía con respecto a las necesidades que resuelven los servicios que ésta entrega a la ciudadanía, como desde el proceso de co construcción en las soluciones propuestas, donde nuevamente valora la necesaria participación ciudadana en la gestión pública, tantas veces repetida pero muchas veces olvidada. 

Desde Institucionalidad de Diálogo Territorial estamos diseñando una innovación institucional financiada por el gobierno de Chile a través de CORFO que está poniendo el foco en la co construcción y en la participación ciudadana que debe existir durante todo el proceso para ordenar la relación entre el Estado, las comunidades y las empresas frente a los grandes proyectos de inversión.

La participación ciudadana debe considerarse en todo el ciclo de vida de la política pública, pero sobre todo en el diseño y pilotaje de esta, así como también desde los niveles consultivos, deliberativos e incidentes de los mecanismos utilizados. 

En el nuevo ciclo político que se inicia no es posible concebir innovación pública sin participación ciudadana, para recuperar las confianzas, para volver a ser parte de una comunidad.

Así como también, para avanzar en modernización del Estado se requiere necesariamente que quienes lideren esos procesos piensen con los pies, se conmuevan con las necesidades de las personas y sean capaces de sentir lo que le pasa al otro.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas