Pensiones dignas para un país más justo

Las pensiones y jubilaciones son un tema que constantemente se escucha en la calle, incluso antes de la crisis social del 18 de octubre. Aquello quedó  refrendado, en la última Encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), la que indicó que es la demanda más solicitada por la ciudadanía. Y por lejos. 

No es desconocido que las pensiones en nuestro país dejan mucho que desear. El promedio para las mujeres jubiladas alcanza los 165 mil pesos. Mientras, para los hombres llega a los $266 mil. Esto sube 27 mil pesos con el aporte previsional solidario. 

Montos de miseria y que no alcanza, según los estándares de vida de los chilenos, quienes en la tercera edad aumentan considerablemente el gasto en medicamentos, solo por poner un ejemplo. 

Ante ello, el gobierno encabezado por el Presidente Sebastián Piñera, escuchó a la ciudadanía y presentó un proyecto que beneficiará a 850 mil jubilados y que consiste en el aumento de un 6% de cotización con cargo al empleador.

Así, las pensiones de los hombres subirán en 56.600 mil pesos y las de las mujeres en un promedio 70.800 mil pesos. Con esto, además, ningún adulto mayor quedará bajo de la línea de la pobreza, monto que asciende a 101.013 pesos. Es un potente avance, pero debemos ver cómo se lleva a cabo en el Parlamento. 

Sin embargo, y pese a que la Administración inició el camino correcto, todavía queda mucho por hacer. Un tema a corregir y que se arrastra de manera histórica en nuestro sistema previsional es el de las lagunas previsionales, la baja, aunque en aumento la participación de las mujeres en el mercado laboral y peor aún, las de los adultos mayores, justo en un país que está envejeciendo a pasos agigantados. 

Asimismo, quiero destacar otro hecho que ha tenido escasa cobertura mediática en los medios en relación a las jubilaciones y que tiene relación con las manifestaciones pacíficas. 

Miles han sido los chilenos que han salido a las calles junto a sus familias y en total tranquilidad, sin ninguna otra bandera más que exigir un país más menos segregado de una buena vez por todas, y que nos pide a gritos, no solo acuerdos, es avanzar de verdad en materia de pensiones. 

El nuevo Chile nos demanda un país más justo, igualitario y con más oportunidades, en el que las pensiones dignas son una premisa fundamental. Y obviamente, no puede esperar más.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas