Plebiscito por demanda mapuche, no entienden nada

Sí se pensaba que ya no se podrían leer opiniones y propuestas rasantes sobre el tema Mapuche, estábamos equivocados. Apareció una propuesta de plebiscito, que busca - según sus autores - aportar a mejorar la situación del pueblo Mapuche en La Araucanía.

“La idea, explica Chahuán, es que se plebisciten todos los temas que les interesan a los habitantes de la región, sin exclusiones, entre ellos, la devolución de tierras, el reconocimiento constitucional del pueblo mapuche, la ley de cuotas, interculturalidad, plurinacionalismo, seguridad y productividad”.

Seamos claros, esta propuesta es otro intento por sepultar la histórica demanda Mapuche.

La situación indígena en general y la mapuche en particular, corresponden a una deuda histórica que debe ser reconocida y asumida por el Estado en toda su extensión. Poner en duda esta situación mediante un plebiscito, es precisamente lo que nos ha llevado al momento de conflicto, que ha recrudecido en el último tiempo.

En ese sentido, la propuesta demuestra el profundo desconocimiento de la génesis de ese conflicto del Estado con el Pueblo Mapuche, lo que impide conocer las soluciones adecuadas. En efecto, este problema no es entre el mapuche y la sociedad chilena, sino con el Estado, y específicamente con el pequeño grupo que lo administra. Y que es el mismo grupo que tiene a los chilenos sufriendo en la pobreza.    

El pueblo mapuche es minoría en La Araucanía y en términos electorales, la votación es prioritariamente de derecha. Con ese escenario, el resultado de un plebiscito es bastante predecible.       

Además, antes de pensar siquiera en un plebiscito, el primer paso es realizar la consulta respectiva, tal como lo indica expresamente el Convenio 169 de la OIT - ratificado por Chile -, en su Artículo N° 6 letra a) que indica que se debe “consultar a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente”. Llama la atención que un Senador de la Republica, hable de plebiscito, faltando a las normas legales aprobadas por el mismo Parlamento.   

Esta ingeniosa propuesta olvida que el tema mapuche es un tema nacional, no regional. Es imposible que resuelva el problema de derechos de 1.5 millones de mapuche, con una consulta aplicada en La Araucanía, donde además se pretende consultar a personas que no conocen o directamente rechazan el “ser” mapuche. Esto sería como preguntarles a los hombres de Santiago, sobre aquellos derechos que deben ser reconocidos para todas las mujeres chilenas.

Los invito hacer un plebiscito sobre cómo sacar a la región de la pobreza, por ende, sobre el aumento del gasto fiscal percapita, sobre la descentralización, económica, política y administrativa, o que las grandes empresas forestales paguen el impuesto territorial que deben desde hace más de 30 años, y por fin tributen sus impuestos en la región e incluso en las comunas que sobreexplotan. ¿Estaría el Senador Chahuán disponible a patrocinar estas iniciativas?  

El Estado de Chile debe resolver la deuda histórica que existe con el pueblo mapuche, sin más dilaciones, con mucho más fuerza que atender los negocios del 1% de los super-ricos del país.  

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas