Política es política o no lo es

Hay dos o tres refranes, adagios o dichos que vienen al debate actual y que se aplican casi con ira a la política, al Congreso o al Ejecutivo con o sin razón, pero que ha desprestigiado  lo que es la esencia de Institucionalidad chilena.

El primero es que la copa del árbol  es lo que son sus raíces y no al revés.

El segundo es que la política es lo más cercano al ser humano con excepción de las creencias o religiones, cualquiera sean estas.

El tercero, es que la política es indivisible de las conductas de los que la ejercen. Dicho de otra manera, no hay espacio para tener normas distintas en la Moral privada y la Moral pública.

En los muchos años que he ejercido y sin la más mínima autoreferencia, creo sinceramente son correctos y nos ha sucedido el clásico incumplimiento que nos ha llevado a esta descomposición de los valores exigibles para el futuro nos de tranquilidad y no el temor de que podemos estar peor.

Esta falta de cumplimiento de lo señalado se produce  transversalmente lo que agrava la situación, escenario que nunca nos habíamos encontrado en lustros anteriores. 

Cada época tenía o tuvo un chivo expiatorio sea como personas públicas o privadas o partidos como tales. Un recuento histórico desde 1930, así lo comprueba con nombres y apellidos con mayor o menor intensidad. 

Señalarlo no me es fácil, porque un entorno de 60 años me duele en sentido lo que señalaba Unamuno “Me duele España”.

La falta de formación, de la vieja premilitancia son ausencias que estamos pagando caro. La liviandad con que se sancionan los delitos o las faltas de disciplina y el afán de poder a toda costa es parte de la tarea que tenemos por delante.

Aún así tengo Fe en el futuro porque ten aún confianza  en los líderes antiguos y jóvenes en lo que llamamos la Fe del carbonero.  Pero si todo llamado a la cordura es desoído, nadie podrá evitar que vendrán días negros para el país porque no pueden  pasar todo los Partidos o Movimientos cometiendo los mismos errores sin que suceda otra catástrofe democrática.

Si llegamos a ese instante debemos saber que la responsabilidad será de todos. Por ello enfrentémoslo con inteligencia y premura. En lo esencial…

Ideas claras en lo fundacional.

Adecuación a los nuevos tiempos sin romper lo anterior.

Voluntad disciplinaria  sin hacer transfuguismo un juego diario que destruye la Fe.

Asumir la política es servicio al ciudadano y la sociedad y no una escala para lograr poder.

Coincidencia en el hablar, el vivir y pensar.

Siempre, siempre Chile primero, después las normas, ideas y acciones que den confianza y sólo después el yo para medrar.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas