Protestas en Chile, consecuencia de una insultante concentración de la riqueza.

En los últimos días y en especial ayer, 18 de octubre, el país ha sido testigo de protestas que no se veían desde el término de la dictadura. Más allá de las acciones que dañaron bienes públicos y privados en particular el Metro de Santiago, que repudiamos, no podemos dejar de reflexionar sobre las causas que las provocaron. 

Las Mipymes desde hacen años hemos denunciado la inequidad que se ha ido acumulando y muchas veces dijimos que estábamos sentados sobre un volcán social que en algún momento tendría que estallar, pero los responsables de la conducción política subestimando la capacidad de tolerancia de la ciudadanía,  asumieron que tenían un cheque en blanco para sostener políticas que, en lo sustantivo, favorecieron y protegieron a los sectores más ricos de Chile.

Si bien es cierto que el aumento del valor de los pasajes del Metro fue el detonante del estallido social, que  el gobierno cree solucionar con la presencia de militares en las calles de la capital, ha sido el cúmulo de abusos y la ofensiva de la desigualdad, de la cual nuestro sector no es ajeno todos los días.

Siendo una de las razones de ello la insultante concentración de la riqueza, que trae como consecuencia la precaria situación por la que atraviesa la gran mayoría de los chilenos y chilenas. 

Se necesita que empecemos a pensar de verdad en cuál es el país que queremos, definiendo caminos de desarrollo  y no sólo conformarnos que un simple crecimiento, que no tiene al Chile real como su objetivo estratégico. 

Ya es hora de entender que la Constitución actual es  la camisa de fuerza que nos impide avanzar, ya que tiene como finalidad un Estado ausente, ajeno a las necesidades de las mayorías nacionales. 

Llamamos a todos los sectores, en primer lugar al Gobierno, a reflexionar con altitud de miras para que más allá de nuestras legítimas diferencias  seamos capaces de construir un país para todos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas