Proyecto de Ley Matías ¡por un sistema de pensiones más digno y solidario!

Hoy en nuestro país tenemos más de dos millones de personas que sufren o tienen algún grado de discapacidad, según cifras oficiales. Sin embargo, la ayuda otorgada por el Estado de Chile tiene algunas trabas cuando se trata de tramitar el cambio de categoría de subsidio a pensión. Este paso puede tardarse de 4 a 8 meses y otros dos a cuatro meses para comenzar a recibir el pago que es retroactivo.

Es por eso que me pregunto ¿como país estamos listos para enfrentar y ayudar a las personas con discapacidad?, o ¿sólo estamos con ellas cuando realizamos la reconocida cruzada de la Teletón?

El 2016 conocí a Edith Espinoza, una esforzada madre que cuida de manera incansable a su hijo Matías. Él nació con una parálisis cerebral, además de tener un daño pulmonar crónico, por lo cual es dependiente de oxígeno para poder vivir.

Sin embargo, esta no es la mayor dificultad para la esforzada Edith, ya que siete meses antes que Matías cumpliera los 18 años le retuvieron el Subsidio de Discapacidad que recibía y su madre debió ir a “Chile Atiende” para que le explicaran por qué se había tomado esa decisión.

Allí, se enteró que debía realizar un trámite para comenzar a recibir la ‘Pensión Básica Solidaria de Invalidez’ una vez que se cumple la mayoría de edad, oportunidad donde el caso de Matías fue derivado a la Superintendencia de Pensiones para evaluar a un joven con parálisis cerebral y daño pulmonar crónico, ¡por favor! ¿en qué mundo vivimos?

Motivada por revertir este procedimiento administrativo poco solidario, decidí apoyar el Proyecto de ‘Ley Matías’. Junto a un grupo de parlamentarios estamos trabajando para que se revise, en materia de gestión y criterios, la importante función que realiza la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (Compin).

En cuanto a los criterios, me refiero al cambio de Subsidio de Discapacidad a Pensión Básica Solidaria de Invalidez, cuyo traspaso puede demorar alrededor de 8 meses, tiempo que afecta y merma de manera profunda las finanzas de aquellas familias que tienen bajo su cuidado a una persona con este tipo de limitación.

El año pasado le solicitamos al Presidente Piñera que modifique los parámetros para el otorgamiento de subsidio o pensión que el Estado les entrega a sus beneficiarios, teniendo en cuenta las innumerables barreras que los hogares del país tienen que sortear al momento de querer solicitar la ayuda y que en muchas ocasiones puede terminar en un trato denigrante en vez de volverse un apoyo oportuno.

También hemos pedido que se establezca un Subsidio Único de Discapacidad para todos los niños que padezcan un nivel severo, sin importar su origen.

Que se equipare el subsidio para todos los que cumplan con los criterios y que no exista ningún tipo de trámite al momento de que el beneficiario cumpla la mayoría de edad y le corresponda recibir la Pensión Básica Solidaria. De esta manera, no afectará el bolsillo de las familias como ha sido para Edith y Matías.

Por todos estos motivos, creemos que es necesario una modificación en la accesibilidad a los subsidios y pensiones para personas con discapacidad y la aprobación de la solicitada ‘Ley Matías’.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas