¿Requiere Chile líderes como Tsipras o Iglesias?

Todo indica la urgencia que Chile recobre nuevamente  la senda soberana dejando de pertenecer tanto a las clases transnacionales o nacionales dominantes en  el país.

Y para ello se requiere de una nueva organización política que aglutine a todas las voces descontentas que desean un cambio transformador. Ello implica transparencia, ruptura con la tendencia tradicional a los egos profundos, claridad ideológica sobre los principios fundamentales, valentía y, por sobre todo, espíritu de compromiso con el pueblo.

La Coalición de Izquierda Radical (Syriza), en Grecia, ha ganado las elecciones presidenciales y de inmediato ha comenzado a ratificar los puntos que sostuvo en la campaña, enseñando a múltiples gobiernos que mentir en sus proyectos para endulzar oídos y amargar realidades no es el camino que la gente generosa con la Nación necesita.

La reciente medida de trasladarse los funcionarios estatales en locomoción pública, especialmente presidente y ministros, es ya un quiebre con mentalidades tan tradicionales y que sustentan el qué dirán como una forma de vida.

Pese a que toda la prensa internacional sujeta a las órdenes de CNN han insistido en lo grave de apoyar esta corriente, Tsipras ha manifestado ante el Parlamento, en Atenas, que “la democracia griega no recibe órdenes mandadas a través de correos electrónicos. Grecia tiene una posición clara, su propia voz y su propia fuerza para negociar”, después de su regreso de Europa donde el Banco Central Europeo (BCE) rechazara la deuda soberana griega como aval de préstamos. Insistió en acabar con las políticas de austeridad negociando firmemente un nuevo acuerdo que sobrepase a la troika inclemente (CE, BCE, FMI).

El partido Podemos, que en menos de un año ya se postula primero en intención de voto sobre el fuerte bipartidismo (similar en varios países americanos y europeos), y sólo detrás del partido popular de Rajoy por pocos puntos en cuanto fuerza política, está recibiendo presión incluso de la OTAN, asustados ante la posibilidad de que España abandone dicho bloque armado y tendencioso. Sus propuestas por la independencia económica, la seguridad laboral y el empleo, el respeto a los derechos ciudadanos, coincide con los griegos.

La posibilidad muy cierta de que se produzca una tendencia democrática en Europa, actualmente teñida de servidumbre ante Alemania y EE. UU., es lo más peligroso que le ha ocurrido al modelo neoliberal en Europa en este siglo pues de ser cuestionado y superadas las empresas de armas, financieras y comerciales, el mundo se vería más claro para hacer de la humanización o paz social la meta básica de las sociedades justas.

Por ello, Chile tiene que pensar profundamente en la oportunidad histórica de crear una Coalición de Izquierda, transparente, comprometida, generosa, consciente, para proponer al país una nueva vía que pueda permitir a los chilenos ser parte de una sociedad sostenible y en camino a la Equicracia.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas