Téngase presente, los heraldos negros acechan en la política

Así como deseo para nuestro país la mayor concordia  y tranquilidad, a lo menos  hasta el día de los Reyes, también es cierto que la desorientación del hombre o la mujer  común del grupo etario más joven sigue aumentando por la falta de claridad, consistencia ideológica y visión cercana  y futurista de nuestros institucionales y personeros de mayor notoriedad política.

Cuando asumió el actual Gobierno y llamó a algunos parlamentarios o dirigentes de oposición a trabajar en temas específicos sin participación del congreso o los partidos  alerté que era un acto inteligente y acertado del Presidente Piñera, pero causaría enorme daño a la oposición, porque era una estrategia maquiavélica, “dividir para reinar,” y desgraciadamente así ha sido.

Pero como la historia es redonda y el que, “a hierro mata a hierro muere”, el gobierno tiene una bomba de tiempo en su interior que puede arrastrarlo a una derrota insospechada al ganar con tan alta mayoría, como señalan las encuestas. 

Sus propios partidos de Gobierno sufren quebraduras y debates crispados por candidaturas presidenciales ultraconservadoras y ya empiezan los viajes y reverencias a personeros de mayor cuantía como el ideal político a seguir. 

Por años la Derecha criticó a la DC porque sus dirigentes iban a Roma y ahora a Berlín y a la izquierda marxista porque iban a Moscú, La Habana o Pekín y hoy reciben con aleluyas a un Diputado latinoamericano ultraderechista  y de menor rango internacional.

Es decir, la estrategia presidencial paga un precio muy alto para lograr lo que buscó privilegiando apoyos personales y no institucionales, porque a su vez la oposición  está dividida hasta el extremo y la lleva a una derrota ¿y entonces qué viene?

No soy pitoniso, ni siquiera casacobra o analista  de alta capacidad publicitaria, pero 60 años de política nos hace recordar aquello que no queremos que jamás vuelva.

Eso deben entenderlo Gobierno y oposición. Nada es peor que el enfrentamiento de un populismo  de ultraderecha con una centro-izquierda ineficaz y en permanente conflicto. 

La historia  de 17 años, además aparece sin tapujos en grupos o personas  de la derecha “resucitando” el pinochetismo en la más increíble advertencia que debe ser mirada con seriedad para ser una oposición clara con un mensaje también claro, una definición de ideas fundacionales adaptadas a la realidad de hoy.  Finalmente sólo una democracia fuerte y un téngase presente a la ultraizquierda que ya mostró su fracaso en la década del 70 y que aún parece no reconocerlo, pueden resguardarla.

Nadie debe olvidar la admonición Papal, “sólo el Servicio Religioso supera a lo político como nobleza para los pueblos”.  Para eso ésta debe contener.

Ideas claras

Corazón ardiente

Los pies en la tierra

La mente en las estrellas

La ética de la libertad

Las manos limpias

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas