Todos somos Penta

Todos somos Penta. Todos somos Moreira, Délano, Dávalos, la Ena, Wagner. Todos hemos manchado nuestras manos. Ellos con el abuso, nosotros con la indiferencia, la resignación.

Es cierto, ellos defraudaron al fisco, hicieron cohecho o cometieron tráfico de influencias, pero nosotros dejamos que nos robaran nuestros derechos individuales y sociales, durante décadas. bandonamos las ganas de soñar, lo más preciado de una sociedad.

Permitimos que tomaran nuestro derecho a la salud y lo convirtieran en utilidades.Que discriminaran a nuestras madres, hermanas y parejas por el delito de parir, a los viejos por ser débiles. Los dejamos convertir nuestra vida en su negocio. Nuestras imposiciones en sus activos financieros.

Los dejamos segregarnos social y territorialmente. Convertir una nación que buscaba la justicia en un mercado de mal pagados.

Cada uno de nuestros derechos fue transformado en un negocio global. Todos los recursos naturales convertidos en negocios familiares. La Pesca, la energía, las semillas. Todo Chile fue devenido en una gran Santa María de Iquique, avasallada

Todos fuimos Penta, aunque algunos más que otros. Todos fuimos Penta.

Pero esto ya no resiste más. No podemos legarle esta inmundicia a nuestros hijos y nietos.

Ya no es posible tolerar que la mitad de los trabajadores gane menos de 270.000 pesos. Que se necesite el salario de 10.000 de ellos para igualar el fraude tributario de Penta. Una monstruosidad.

Ya no es posible tolerar que aún 1.800 liceos públicos carezcan de agua caliente, que aún 70 escuelas tengan letrinas en vez de baños.

Llegó el tiempo de reaccionar, de ponerse de pie. Simplemente de recuperar el alma de Chile, la ética de Víctor, de Clotario. No dejemos que nos sigan robando más.

Hay que acabar con la dictadura del dinero, hay que agruparse, caminar, desbancarlos, construir un Chile digno, dialogante, inclusivo. Hay que construir un Chile nuestro, que nos enorgullezca.

No basta siquiera una Asamblea Constituyente. Hay que soñar de nuevo el país entero, hay que caminar juntos y desbancarlos. Podemos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas