Ventajas pequeñas

“A La Moneda le resultó el “pirquineo” de votos en el Senado” ese fue es uno de los titulares que marcaron la discusión sobre el retiro de fondos previsionales. Sí, la estrategia de Palacio surtió efecto. Hacer algo que parecía imposible: farandulizar aún más una discusión que surge de la más imperiosa urgencia de las personas, con el único fin de ordenar sus filas.

El Gobierno recalcó que se trató de una defensa de la institucionalidad, yo creo que fue un error impugnar la reforma impulsada por el diputado Bianchi, que hizo sentido a la mayoría y logró el acuerdo por un bien común. Camino que Palacio logró enredar al recurrir al Tribunal Constitucional sin importar las consecuencias, porque no estamos en un momento político para jugar al límite con una práctica presidencialista que coloca en desmedro a este Congreso. No obstante, el principio de Maquiavelo se aplicó en su plenitud.

No sólo puso en jaque a varios senadores que comprometieron la aprobación a la reforma, obligándolos a darse una indigna voltereta. Sino que obligó a la oposición a priorizar el objetivo último y facilitar que las chilenas y chilenos que necesitan ese salvavidas, pudieran acceder a el de forma expedita.  Era imperdonable que si no teníamos los votos para aprobar la reforma, como efectivamente pasó, hubiésemos rechazado el otro proyecto. Bajo ese escenario se alejaba el retiro del 10%.

La gente no entiende el gallito político del gobierno para arreglar un problema interno, varios no caímos en el facilismo de esquivar el amargo pero realista pronóstico de la jugada de Palacio, que puso en peligro la reforma.

Lamentablemente la tentación de hacer el peor uso del sistema presidencialista fue el último manotazo de ahogado de La Moneda. Y claro, ahora se mueve desde el triunfalismo olvidando el contexto de necesidad de las familias que hizo surgir la discusión. Partimos perdiendo.

Para salir jugando emplazamos al Ejecutivo a impulsar una eficiente y sustentable reforma previsional.

Insisto en autoimponernos la urgencia: en los próximos 15 días, este Senado debe resolver una propuesta sostenible, con una derecha disponible para una Reforma Previsional. Además de hacer posible este retiro de fondos ante la urgencia, un mejor sistema de pensiones es una necesidad que no admite más retraso.

Estamos claros que la propuesta del gobierno no es suficiente para encarar ese desafío, no puede seguir en la lógica de respaldar el sistema de las AFP. Los fondos tienen que ser manejados por un ente autónomo, público, con garantías de eficiencia y profesionalismo, que no dependa de nadie ni de un gobierno de turno.

Nos importa que se concrete el segundo retiro, por eso es que producto del rechazo del gobierno y la derecha a la reforma constitucional, aprobamos el proyecto enviado por el Ejecutivo eliminando sus condiciones.

Hoy en su tramitación es perfectamente posible corregir el impuesto a los sectores medios, la señal es importante.

Esta vez el Gobierno debe ser coherente con el sentido de este retiro para ayudar a las personas y agregar esta exención tributaria. Y la coherencia pasa también por recoger la necesidad y dejar de gobernar para unos pocos, sin sacar ventajas pequeñas. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas