Bolsonaro, persona non grata en Chile

El presidente Jair Bolsonaro ha traspasado una vez más todos los límites de la decencia y el pudor. Al rechazar las declaraciones de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos Michelle Bachelet respecto a la deteriorada situación de los derechos humanos en Brasil,  ha reivindicado la dictadura de Pinochet y mencionado con sorna la muerte bajo torturas del General Bachelet.

Nuestra solidaridad total con la ex Presidenta de Chile Michele Bachelet por las inaceptables ofensas proferidas contra su padre.

Todo esto es intolerable.  También lo son las tibias y ambiguas declaraciones del gobierno de Chile a través del Presidente Piñera y su Canciller Ribera, señalando que la dictadura chilena es una cuestión opinable. Como si no fuese un hecho bien establecido por los propios tribunales de justicia de nuestro país, los horribles crímenes cometidos por la dictadura cívico-militar que asoló a nuestra patria.

Las declaraciones de Bolsonaro lo retratan de cuerpo entero como lo que es: un individuo vil,   perverso, cruel y cobarde,  que avergüenza a sus propios ciudadanos. Tal y como ha quedado demostrado en las numerosas muestras de repudio por sus destempladas declaraciones dentro del propio Brasil, incluido el propio Parlamento brasileño.

No es de extrañar que tales manifestaciones de Bolsonaro hayan motivado la repulsa internacional.

Jair Bolsonaro pese a ser elegido democráticamente, ha devenido rápidamente en un dictador, en un tirano carente de escrúpulos. Un sujeto que ofende a otros Jefes de Estado y que es además responsable  directo  de asesinatos y persecusiones a líderes políticos y sociales. Y como si todo aquello fuese poco, convertido en  instigador de los mayores incendios registrados en la Amazonía a causa de su alianza con sectores ganaderos y agricultores brasileros, a quienes poco importa el cuidado de este verdadero pulmón de la humanidad.

La amistad que profesa el Gobierno de Chile con un gobierno encabezado por un sujeto de semejante catadura debe cesar. Es imperativo tomar debida distancia política con Bolsonaro, o como país, nos veremos arrastrados a pagar altos costos de imagen y prestigio en el campo internacional.

No podemos permitir que este sujeto vuelva a pisar nuestro suelo. Por lo mismo, llamamos a los chilenos a declarar Persona Non Grata a Jair Bolsonaro, de modo que se vea impedido de ingresar a nuestro territorio. Sea como invitado oficial o como participante en cualquier foro internacional.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas