Chile y Australia, una relación estratégica

Recientemente se realizó en Santiago, un significativo encuentro de unos 200 líderes del mundo empresarial, académico y de gobierno de Australia y nuestro país. Junto a las autoridades chilenas, y los ex presidentes Ricardo Lagos y Eduardo Frei, destacó en el evento la presencia del ministro de Comercio e Inversión australiano, Andrew Robb.

El propósito del encuentro apuntó a fortalecer aún más las relaciones bilaterales en materia de comercio e inversiones, las que ya han crecido sustancialmente gracias al Tratado de Libre Comercio (TLC), suscrito entre nuestros países en el año 2009. La ocasión además era propicia porque el 1º de enero del 2015, todos los aranceles de bienes de este acuerdo (a excepción del azúcar) serán eliminados.

En ese marco, el Canciller Muñoz y el Ministro Robb firmaron un compromiso que amplía el mercado de compras públicas para los proveedores chilenos. Esto, resultado concreto de las negociaciones sostenidas en octubre, en Camberra, en la 2ª Reunión de la Comisión de Libre Comercio de nuestros países.

En el año 1945, Chile y Australia establecieron relaciones diplomáticas oficiales. Desde entonces, y por 70 años, nuestros países han implementado una sólida relación, la que cuenta con importantes hitos en el ámbito político, económico-comercial, social, cultural y educacional.

Nuestros vínculos se basan en intereses y puntos de vista compartidos en el ámbito internacional. Además, nuestras economías tienen un claro carácter minero y agrícola y además,un enfoque similar en la región del Asia Pacífico.

El TLC ha permitido estrechar lazos comerciales, otorgando importantes beneficios comerciales a exportadores e inversionistas de ambos países. El acuerdo ha otorgado a Chile la posibilidad de aprender de una economía que ha alcanzado altos niveles de desarrollo gracias a la explotación eficiente de los recursos naturales, una creciente inversión en innovación tecnológica y el énfasis en la calidad de su educación.

Como consecuencia de la exitosa implementación del TLC, las exportaciones chilenas a Australia aumentaron desde los US$ 654 millones el 2009 a más de US$ 800 millones el año 2013.

Respecto a nuestras importaciones, éstas crecieron desde US$ 236 millones el 2009, a más de US$ 410 millones el 2013. Aunque más del 70% de los envíos  chilenos a Australia son productos vinculados a la minería, actualmente tenemos la presencia creciente de exportaciones no mineras. Por ejemplo, los alimentos procesados anotaron US$ 65 millones el año pasado, lo que representó un incremento de 80% comparado con el  año 2009.

Creemos que la red de acuerdos comerciales que Chile mantiene con los países de América Latina, pueden permitir configurar un alentador escenario para potenciar una plataforma de negocios desde Australia, utilizando a Chile como “país-puente” para el intercambio de bienes entre Asia y los países de la región de América del Sur.

Por otra parte, a partir de la ubicación geográfica y de su estrecha relación comercial con los países del sudeste asiático, Australia ofrece similares oportunidades de negocios para las empresas chilenas que desean expandir sus negocios hasta los países del sudeste asiático.

Sin duda, el TLC más allá de lo estrictamente comercial,ha favorecido una mayor actividad inversionista. Porque el interés compartido de ambos países por constituirse en plataformas de inversión en sus respectivas regiones, es fundamental en la relación estratégica entre Chile y Australia.

Las inversiones australianas en Chile se concentran en el sector de la minería y servicios básicos, con US$ 4.500 millones a fines del 2013. Por otra parte, también hay que destacar que las inversiones chilenas tienen una presencia interesante y creciente en Australia, que actualmente acumulan US$ 743 millones.

La relación con Australia se ha expandido también al plano multilateral, tanto en APEC como en la Organización Mundial de Comercio (OMC), donde ambos países muestran intereses comunes. Además, en su condición de miembros del Grupo Cairns, vienen luchando en favor de la liberalización agrícola; asimismo, nuestros países muestran visiones cercanas en lo que respecta a las negociaciones del TPP.  Australia también es un país que participa en calidad de observador de la Alianza del Pacífico, instancia de la que Chile es miembro pleno.

Durante los próximos años, Chile buscará una mayor diversificación de la canasta exportadora del país y un aumento en la captación de inversión extranjera de los países asiáticos.

En este contexto, Australia es un socio natural de Chile parala materializaciónde estos desafíos, trabajando por una mayor integración comercial entre las regiones ubicadas a ambos lados del Océano Pacífico. En suma, a pesar de la distancia geográfica que nos separa, Chile y Australia muestran una creciente cercanía en una estratégica relación bilateral.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas