El nacionalismo peruano

Sorpresivamente, el Presidente del Perú ha dado a conocer un mapa limítrofe con Chile, donde con el pretexto de dar a conocer los acuerdos de la Corte de la Haya, al mismo tiempo los tergiversa.Lo que constituye una nueva controversia entre ambos Estados, cuando en sus pueblos se pensaba que la Corte había sentenciado definitivamente el último de los contenciosos.

Ahora se trata del Punto de Concordia. El Punto de Concordia no lo inventaron los peruanos, fue establecido por ambas parte en el Tratado de 1929, entre ambos Estados.“Concordia” se denomina a un punto de la costa donde comienza la división territorial y está mencionado en el Artículo 2° del Tratado.

Lo que sucede, es que en el Artículo 3° señala que lo mencionado en el Artículo 2° “será fijado y señalado en el territorio con hitos, por una Comisión Mixta”, la que efectivamente fue compuesta por un miembro peruano y otro chileno. De hecho, la frontera común denominada “Línea de la Concordia” fue señalada con estos hitos a plena conformidad de ambas partes. El Hito 1 se estableció de común acuerdo por la imposibilidad física de fijar el punto de Concordia en la playa.

Perú defendió el Punto de la Concordia -como un lugar en la playa metros más al sur que el Hito 1- para establecer el límite marítimo que no tuvo acogida en el Tribunal. Así lo sentenció la Corte Internacional de la Haya, que estableció como línea divisoria marítima una línea paralela de 80 millas, que comienza precisamente en el Hito 1, el único punto terrestre mencionado por la Corte.

De esta manera, el fallo que determinó un límite marítimo, terminó sepultando la idea de Punto de Concordia, reemplazándola por el Hito 1. Perú ganó aguas oceánicas para su patrimonio económico y Chile legitimó el Hito 1 como el comienzo de la división terrestre.

Si esto no es así, se debiera someter al arbitraje de Estados Unidos la adecuación del Tratado Bilateral al fallo de La Haya. Mientras tanto, es lógica que la implementación del fallo debiera ser suspendida, porque el límite marítimo con Perú requiere de un punto terrestre donde comenzar la paralela de 80 millas.

Al parecer, el gobierno chileno espera llegar a una implementación del fallo donde los términos solo se refieran a la implementación del límite marítimo que comienza en el Hito 1, como manda el fallo y quiere Chile. Pero si el objetivo era que Perú cumpliera el fallo a cabalidad, estableciendo una solución de continuidad con el límite terrestre, su concreción ahora está en serias dudas. Puede más su fuerte nacionalismo.

El nacionalismo es una ideología que profesa abiertamente Ollanta Humala. Militar de formación, fue llamado precipitadamente a retiro con el grado de Teniente Coronel. Una carrera similar a la del ex –presidente Chávez, ya que también protagonizó junto a un hermano, un levantamiento militar contra Fujimori el 29 de octubre del 2000. Su abogado solicitó una amnistía en el Congreso argumentando que “había ejercido el derecho a insurrección contra un gobierno ilegítimo y totalitario”. En diciembre del mismo año el Congreso concedió amnistía a todos los involucrados.

Luego, fundó el Partido Nacionalista Peruano (PNP) y el 2006 se presentó candidato a Presidente de la República. Debido a que su pequeño partido no estaba inscrito oficialmente, se presenta por la Unión del Perú, una fuerza política fundada por Javier Pérez de Cuellar, ex – Secretario General de Naciones Unidas, de gran prestigio en ese país. Aún perdiendo, los nacionalistas ganan una relevante representación electoral.

El 2010, crean una nueva coalición política “Gana Perú” -en torno al existente PNP- y conforman una plataforma electoral con partidos de izquierda, logrando ganar las elecciones y convertirse en el partido mayoritario en el Congreso.

Sin embargo, en tres años de gobierno, Humala ha tenido seis Presidentes del Consejo de Ministros. Su discurso se ha desplazado de la izquierda a la derecha y, ha llamado a antiguos camaradas de armas como ministros. La figura presidencial que tenía un 57,3% de aprobación en agosto del 2011, se había desplomado hasta el 22% en julio del 2014.

Actualmente, la presidenta del Partido Nacionalista Peruano es la señora del Presidente de la República.

¿Qué debemos concluir de una biografía que ha hecho del nacionalismo su razón de ser?

Puede que para gente como los Varga Llosa, el nacionalismo haya sido el único antídoto para conjurar el Fujimorismo, ese fenómeno político peruano donde al líder le llamaban popularmente “Chinochet”. Una especie de copia del autoritarismo neoliberal chileno, actualmente liderado por la hija del caudillo samurái preso y convertido en el segundo partido en el Congreso.

Pero hoy día, el nacionalismo en mengua está siendo revitalizado en contra de Chile.

Un nuevo litigio internacional los pone a la cabeza de una nueva cruzada, aunque sea por unos metros esta vez. Un nacionalismo de un cariz irrendentista, siempre insatisfecho. Son los mismos que marchan hasta la frontera y con los cuales no será posible un acuerdo duradero.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas