Un fallo salomónico

Tal como lo presentía, y así lo dije en noviembre de 2012, el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, relativo a la demanda marítima presentada por Perú en contra de Chile, fue salomónico.

La resolución tiene una parte jurídica y otra política.En la primera, el tribunal le dio la razón en todo a Chile y por abrumadora mayoría en cuanto al reconocimiento de la validez del Hito 1 como inicio del límite marítimo y que la frontera marítima está definida a lo largo de la línea del paralelo.De esta manera, nuestro país no perdió soberanía sobre el mar territorial, que era el mayor temor de la defensa chilena.

Sin embargo, de modo inexplicable y –a mi juicio- con argumentos alejados del derecho internacional, la Corte fijó la extensión de la zona económica exclusiva de Chile a una distancia de 80 millas a lo largo del paralelo desde el punto inicial y no en las 200 millas, con lo cual nuestro país perdió 20 mil kilómetros cuadrados de superficie marítima.

Así, por una estrecha mayoría, los jueces desconocieron lo estipulado en la Declaración de Santiago de 1952, en la que Chile, Perú y Ecuador afirmaron sus derechos sobre 200 millas marinas desde sus respectivas costas.

Creo que esta interpretación no sólo es cuestionable, sino además sienta un mal precedente, pues ahora cualquier país puede acudir a La Haya bajo cualquier argumento sabiendo que algo va a obtener.

Sin perjuicio de lo anterior y mirando hacia adelante, estimo que ahora Chile debe ser muy riguroso en la implementación del fallo, pues este proceso implica la aprobación de leyes, cambios constitucionales en el caso de Perú y por sobre todas las cosas, exigir a Lima que deje expresamente estipulado que de ahora en adelante no hay asuntos limítrofes pendientes entre ambos países.

Es importante que eso quede claro, pues de lo contario nos va a ver enfrentados a situaciones muy complejas en el futuro.

De hecho, a pocas horas de conocida la resolución de la Corte ya se registraron divergencias entre los respectivos gobiernos en relación a la interpretación del denominado triángulo terrestre.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas