110 años aportando a Chile

La Comunidad Judía de Chile se encuentra conmemorando los 110 años de vida organizada en nuestro país. Para quienes formamos parte de esta comunidad, se trata de una fecha muy especial, donde además de reunirnos en torno a esta conmemoración, es un tiempo para reflexionar especialmente sobre qué papel hemos cumplido para empujar, como lo hace cada chileno, al desarrollo de una tierra mejor y más amable para nuestros hijos.

Al revisar nuestra historia, nos encontramos que esta comunidad y quienes la componen, aunque poco se conozca, ha hecho contribuciones significativas que han ayudado a construir el país del que todos nos sentimos orgullosos. En estos 110 años son notables y numerosos los aportes en planos tan diversos como el cultural, social, científico, económico y político.

A riesgo de ser injustos con los que no alcanzo a nombrar en tan reducido espacio, es importante recordar al menos algunos de los más destacados nombres que están detrás de estas contribuciones.

Así, personeros como el capellán judío en La Moneda, el rabino Eduardo Waingortin; el presidente del consejo asesor contra los conflictos de interés, Eduardo Engel; probablemente el mayor referente de las comunicaciones y creador de la Teletón, Mario Kreutzberger; el destacadísimo actor y creador teatral, Nissim Sharim, el agente chileno en La Haya por la demanda marítima boliviana, Claudio Grossman; el pintor Samy Benmayor; el premio de ciencias aplicadas año 2000, Andrés Weintraub; el novelista y director de cortometrajes, Ariel Dorfman; el ex rector de la UNAB y ex presidente de CONICYT, Manuel Krauskopf; el premio nacional de ciencias exactas año 2007, Miguel Kiwi y quien fuera el pionero en trasplantes de corazón a nivel local y en Latinoamérica, Jorge Kaplán son algunos de muchos chilenos judíos que han realizado un decisivo aporte al país, en cada una de las áreas en las que se desempeñan. Se suman a ellos grandes personalidades del ámbito político y cultural que necesitaríamos varias columnas para nombrar.

Junto a ellos, a lo largo del tiempo, se han creado una serie de organismos y se han impulsado múltiples iniciativas orientadas a contribuir al bienestar de la comunidad nacional, que han logrado perdurar, pese al silencioso pero perseverante esfuerzo en favor de nuestros compatriotas más vulnerables.

Entidades como la 5ta Bomba de Ñuñoa, o la Bomba Israel de Valparaíso; el Centro Médico Israelí, fundado sin fines de lucro en 1922; el consultorio Rosita Benveniste de San Bernardo, inaugurado el 2013; Wizo, institución que apadrina y entrega soporte académico a los colegios “República de Israel”; las Damas de Celeste de Viña del Mar; Ariel Job Center; el consultorio dental móvil, que actualmente entrega servicios dentales en San Bernardo, y el más reciente proyecto “Aguas para Chile” que  este año espera dejar un legado permanente entre nuestros estudiantes, para el cuidado y uso eficiente del cada vez más escaso recurso vital.

Por lo que ha sido el origen de nuestro pueblo, y su complejo devenir, el foco de nuestra acción comunitaria se ha centrado en promover la paz, unidad, tolerancia, diversidad, y la sana convivencia en la sociedad chilena. Esto, asumiendo que el entendimiento de todos los sectores, el diálogo democrático, y el respeto de los derechos fundamentales son aspectos claves para construir un país cohesionado.

El desafío actual que tenemos es profundizar nuestro compromiso con Chile y seguir trabajando por lograr un mejor destino para los hijos de esta tierra, que tantas veces sirvió de refugio para nuestros antepasados. Desde esa herencia es que insistiremos en alzar la voz en pos del respeto mutuo y la valoración de las minorías.

Queremos seguir siendo un agente de cambios positivos para el país, contribuyendo en aquellas áreas en las que aún se requiere avanzar para lograr el desarrollo humano, cultural y económico que Chile se merece.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas