Bisturíes sin regulación

Colombia es hoy en día el “paraíso fiscal” de las cirugías plásticas. A diario, cientos de personas, provenientes de diferentes lugares del mundo, recurren a ese país para realizarse diferentes intervenciones, cautivados por sus atractivos precios y revolucionarias técnicas que prometen cuerpos esculturales y rostros de portada de revistas. Sin embargo, la realidad no siempre se asemeja a la vorágine de avisos que se pueden encontrar en Internet.

Múltiples denuncias y casos de cirugías fallidas llevaron a la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (SCCP) a iniciar la campaña “Cirugía Segura YA”, la cual busca regular a los especialistas que realicen intervenciones reconstructivas y  estéticas, con el fin de disminuir los riesgos de negligencias médicas y controlar este verdadero “mercado negro” que se formó en dicho territorio.

Realidad que no dista de otros países de la región, tales como Perú o Bolivia, donde cada vez más chilenos acuden para obtener cánones de belleza, muchas veces imposibles, exponiéndose a complicaciones severas e incluso la muerte.

Esta asociación de especialistas en Colombia es sólo el inicio de una unión que busca generar un cambio que es necesario realizar en todo el mundo, incluido Chile.

Actualmente en nuestro país, cualquier profesional con título de médico general puede realizar una cirugía reparadora y/o estética. Incluso cualquiera pueda abrir su propia consulta, ya que no existe una ley que exija ser especialista en Cirugía Plástica para ejercer como tal y prohíba este tipo de prácticas.

Por este motivo, es necesario que las autoridades se involucren en esta discusión e implementen políticas públicas y legislen en beneficio de la salud y seguridad de los pacientes. Los chilenos tienen el derecho a conocer quién es la persona que les realizará una operación, su formación, los riesgos de una cirugía, que les realicen los exámenes correspondientes y saber cuál es el plan que más les conviene, de acuerdo a sus necesidades y propio cuerpo.

En el intertanto, al igual que en Colombia, es importante que los cirujanos plásticos acreditados orienten e informen a los chilenos, para que puedan tomar cualquier decisión en torno a su cuerpo con conocimiento real. Es necesario que sepan la diferencia entre un médico general, estético y un cirujano plástico. Es este el primer paso para generar un cambio y evitar que casos como los de Colombia se repliquen en nuestro país.

Para ser cirujano plástico, luego de haber finalizado siete años de la carrera de Medicina, un médico requiere de tres años de especialización en cirugía general y luego dos o tres años de sub- especialización en cirugía plástica.

Para ser cirujano plástico se requieren de varios años de formación. Un médico general apenas recibe un par de meses de estudios relacionados, lo cual no es suficiente para el amplio campo que existe y sus múltiples usos. Actualmente en Chile, sólo las universidades de Chile y Católica imparten programas de formación de  especialista en este campo, pero antes el médico debe formarse en Cirugía General.

El que no exista una regulación hace aún más relevante el que los médicos estén acreditados por alguna institución. Es ésta la que validará sus capacidades y funciones, reconociendo quiénes cumplen con los requisitos para realizar intervenciones relacionadas.

Colombia es actualmente el primer país de la región donde más cirugías plásticas se realizan, según datos de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica (ISAPS). Por lo que es de suma importancia prestar atención a lo que ocurra allí, ya que seguramente marcará un precedente para toda la región.

Mientras, sólo resta esperar que los chilenos investiguen y elijan adecuadamente a su cirujano, porque existen muchos médicos no especialistas que no están siendo fiscalizados y que ejercen gracias a un vacío legal, poniendo en riesgo la vida de los pacientes.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas