Farmacias en la trinchera del Estado de catástrofe y toque de queda…el tiempo apremia

A inicios de marzo, en un intento de minimizar al máximo el desabastecimiento de productos y un alza en insumos relacionados a contener la propagación del virus, las directivas de tres asociaciones gremiales de farmacias, AFFI, UNFACH y AFICH, hicieron un urgente llamado a la autoridad sanitaria a conformar una mesa pública-privada de trabajo.

¿El objetivo? Garantizar insumos y evitar especulación de precios, o un alza impuesta por el precio de importación de los fabricantes. Además, de la necesaria protección a nuestros Centros de Salud, afectados por saqueos y destrucción de infraestructura.

En nuestro ámbito se necesita definir diversas materias como, por ejemplo, acceso a productos como mascarillas y alcohol gel, quiebres de stock de medicamentos por falta de insumos internacionales, vacunación de auxiliares y químicos farmacéuticos. Accesos a test rápidos de COVID-19.

Así como, el poder garantizar acceso a vacunas para la población no consideradas en planes anuales de vacunación contra la influenza. Junto con el funcionamiento de locales y servicios sanitarios, al momento de determinarse medidas para mitigar el proceso de propagación de la enfermedad.

El mensaje levantado a la autoridad sanitaria, fue claro: en esto no sólo deben formar parte las farmacias, sino también los productores, los centros de logística, los prestadores privados de salud, entre otros. Pero no hubo respuesta del titular del Minsal ni de la Subsecretaría de Salud.

Hasta la fecha, seguimos esperando una respuesta e insistiendo en que se convoque, a la brevedad, una mesa nacional de la industria de la salud, porque tenemos claro que enfrentar una pandemia como la que vivimos requiere de la coordinación de todos los actores.

Tras el escenario sanitario en que se declaró al coronavirus COVID-19 en fase 4, las farmacias propusieron a Cenabast trabajar en forma conjunta medidas para contener la propagación del virus.

En concreto, las farmacias pusieron a disposición de dicho organismo, sus instalaciones para que éste distribuyera, a toda la población, las mascarillas al mismo costo que son vendidas por el Estado a la red pública rechazando toda forma de especulación en el precio de éstas.

El resultado, no tenían mascarillas a 20 pesos que la autoridad máxima de Salud había, ampliamente, anunciado a través de los medios. Ni para nosotros, ni para la red pública. En esta fase (hace algunos días atrás), recién estaban negociando importar mascarillas al mismo precio que, actualmente, se pueden encontrar en farmacias, cercano a los mil pesos y más.

Lo triste y preocupante, es ver hoy personal en cuarentena de hospitales públicos. Lo que se pudo haber evitado y, sin duda, no debe volver a suceder.

Ya en Estado de Catástrofe, con suma urgencia, Farmacias de Chile solicitó a la autoridad sanitaria del Instituto de Salud Pública (ISP) un protocolo para garantizar, dentro del marco normativo o excepcional, la continuidad de funcionamiento de éstas para la población.

El personal de farmacias está expuesto, como todos los chilenos, a contraer el coronavirus. Para que esto no afecte el normal funcionamiento y atención a las personas, se solicitó implementar medidas como, conformación de equipos A y B quincenales.

Esto permitiría frente a posibles contagios del equipo A, poder continuar funcionando con el equipo B, en la siguiente quincena. Así como, la continuidad e intensificación zonal de farmacias de turno.

En estos días de excepción, hemos tenido que luchar también con  alcaldes que han intentado forzar el cierre de farmacias ignorando que el funcionamiento de éstas, es de exclusiva competencia de la autoridad sanitaria y los respectivos Seremis de Salud regionales.

Aquellos alcaldes están contraviniendo abiertamente el marco regulatorio impuesto por el ISP  e interrumpiendo el acceso a medicamentos. No fue sino hasta este penúltimo fin de semana del mes, que el MINSAL informó que “(…) en consideración del estado de excepción en que se encuentra el país, se debe tener claridad que las farmacias son centros de salud y establecimientos de primera necesidad para la población, por lo tanto, deben dar cumplimiento a los turnos de farmacias asignados mediante la resolución de la autoridad sanitaria”.

Hoy, decretado ya el Toque de Queda, las Farmacias de Chile con sus auxiliares y Químicos Farmacéuticos, estamos unidos y comprometidos en dar acceso ininterrumpido a medicamentos, para la población.

Nuestro personal es parte de los profesionales de la Salud en alto riesgo, y conforman la primera línea ante el Covid-19. Por ello, la autoridad sanitaria debe estar a la altura y brindar todos los resguardos para ellos. El tiempo apremia.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas