Tratamiento de artrosis con células madre: es momento de conocer más

En Chile se habla mucho de artrosis, pero pocas veces las personas reparan en esta enfermedad y las consecuencias que puede tener para el diario vivir. La artrosis es la lesión del cartílago articular que produce dolor y la pérdida de movimiento normal de la zona afectada. Este tipo de reumatismo afecta a personas, principalmente, entre 55 y 60 años.

Sin ir más lejos, datos del Ministerio de Salud revelan que Chile es el tercer país de Latinoamérica con más artrosis y que alrededor del 50% de la población mayor de 50 años presenta problemas en alguna área relevante. Actualmente, la artrosis de rodilla es una de las enfermedades que más afecta a quienes residen en el país.

Por lo general, la artrosis se trata de forma paliativa usando medicamentos y kinesiología, para alivianar los malestares, sin entregar del todo una solución definitiva al dolor. Incluso, muchas personas han acudido a complejas cirugías de prótesis que en muchos casos son riesgosas, pueden no dar satisfacción total al paciente y que eventualmente pueden hacer que la persona termine requiriendo ayuda de silla de ruedas para desplazarse.

Debido a la experiencia antes descrita, se han estudiado nuevas formas para poder tratar la artrosis de rodilla. Una de ellas es la utilización de células madre, una técnica que se ha utilizado hace 12 años internacionalmente y que ha demostrado efectivos resultados, además de ser un procedimiento poco invasivo.

De partida, la aplicación de células madre se realiza de forma ambulatoria, sólo se aplica anestesia local y no requiere grandes intervenciones como el de una prótesis de rodilla. Los resultados son asombrosos: en apenas 30 días, el 90% de los pacientes que se sometió a este procedimiento aseguraron ya no sentir ningún tipo de dolor, mientras que el 10% restante aseguró que sus molestias disminuyeron considerablemente.

Eso si, no cualquier persona puede optar a la utilización de células madre. Quien ya se haya puesto una prótesis de rodilla no puede optar al tratamiento antes descrito, debido a que en la zona ya no hay hueso, sino una placa de metal.

En mis 9 años de experiencia aplicando este tratamiento me sorprende cómo cambia la calidad de vida de las personas y los buenos resultados que se manifiestan en muy poco tiempo, los que pueden durar entre 10 y 15 años. Además, a diferencia de la prótesis, las personas si vuelven a sentir molestias pueden volver a someterse a un procedimiento de células madre.

Es momento que como sociedad conozcamos más sobre las ventajas de este tipo de procedimientos, los beneficios a la salud de las personas y cómo la investigación científica puede dar saltos gigantescos en mecanismos para dar una buena calidad de vida a las personas.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas