Más opciones para los adultos mayores

Cuando estaba en el Liceo en humanidades, con mis compañeros hablábamos sobre qué haríamos cuando viejos, en esos días el INEseñalaba a los 55 años  como la esperanza de vida al nacer de los niños; (54 años en los hombres en 1958), hoy estos años han ido ganando vida gracias a los avances médicos, la información para la salud y la propia responsabilidad de la ciudadanía, que hoy se cuida de situaciones de dolencia.

Según el informe de la OCDE 2016 Chile tiene una esperanza de vida al nacer de 76 años los hombres y 81 años las mujeres; un promedio de los más altos entre los Estados miembros de este organismo internacional.

Hoy ese mismo INE señala que en Chile hay 1,780.000 personas que sobrepasan los 65 años y es muy interesante conocer como esta pirámide de crecimiento ha ido cambiando en el tiempo y hoy esa punta casi imperceptible de los ancianos de más de 80 años eran un punto en el poliedro, hoy es un porcentaje sensible de los mayores de 65 años (21 %).

Esto implica que la visión de oferta de servicios del Estado, para estos casi 1.8 millones de adultos mayores, según señala el Servicio Nacional del Adulto Mayor, puede estar desviada de las necesidades de los ciudadanos que tienen hoy más de 65 años, un punto muy importante es conocer como está segmentado este mundo de los adultos mayores en Chile.

Según el INE un 34% tienen entre 65 y 69 años, un 26% están entre 70 y 74 años, otro 19% se encuentran entre 75 y 79 años, mientras los pos 80 son un 21%; esto es tomando solo los adultos mayores que han sobrepasado los 65 años de edad. Sin embargo y por el propio engrosamiento de la pirámide etaria  se acercan  a esta edad los que se ubican entre los 60 y 64 años que son casi un 4.3% de los ciudadanos del país.(780 mil personas).

Estudios de las principales universidades del mundo muestran que en el  país un 21% de adultos mayores de 80 años (unos 370.mil habitantes),  cuyas expectativas de apoyo estatal están esperando por las viejas estrategias de reforzamiento de casas de reposo; mejoramiento de servicios socio sanitarios; soporte a organizaciones de cuidado de adultos mayores; por eso es necesario pensar en apoyos a las necesidades de los que vienen creciendo todos los años para integrarse al club de adultos mayores (los que están entre los 60 y 65 años), que piensan en la situación de sus pensiones y como ser feliz durante la ansiada adultez, qué hacer con ellos para prepararlos a ese mundo que se les viene cuando llegue la hora de jubilar, los años de júbilo como se le decía antes a esta edad.

Que hacer para aquellos casi 1.350.000 habitantes de este país, que ya son adultos mayores,con muy diferentes necesidades de hace 30 o 40 años; donde al llegar a su jubilación se pensaba en el júbilo de estar en casa descansando, hoy por esta situación de mejor salud y el efecto de las reducidas pensiones, los adultos mayores muestran otras actitudes frente al mundo, son en general más deportistas  pero como lo señala el propio INE -MINSAL que un 56% realizan algún deporte, aunque sea caminar regularmente y un 14 % hacen deportes vigorosos, por otra parte un 54% de más de 65 años señala que tiene una pareja sexual, situación no muy diferente a países como Estados Unidos (60%) pero mucho más bajo que Suecia (72%), justificado por estudios universitarios que señalan la falta de educación sexual para la tercera edad en Chile; por eso los adultos mayores son diferentes a los de otrora.

Los países están estudiando y aplicando nuevas formas de ayudar a los adultos mayores, desde el mejoramiento cultural sobre su valor en la sociedad, que parte por valorar a los viejos desde las escuelas; desde los medios de comunicación; de respetar los derechos por el aporte realizado a la sociedad; así es que Estados como Japón; China, Suecia e Israel han avanzado en otorgar nuevas opciones a los adultos mayores, en América Latina son Uruguay y Costa Rica que cuentan con la tarjeta dorada que les permite acceso preferencial a los espectáculos; al transporte y a los servicios públicos; pero otros han avanzado aún más y son ejemplo en la promoción de la relación de jóvenes que se hacen cargo de un adulto mayor, para que intercambien socialmente sus experiencias y se protejan conjuntamente, como lo hace Alemania con su programa universitario intergeneracional, para preparar jóvenes en sus profesiones.

Las Universidades de países como Alemania e Israel donde se promueven las redes intergeneracionales para trasmitir las experiencias de los adultos mayores hacia los jóvenes y el programa exitoso en Israel “Abuelos en el Jardín” apoyando a los niños de preescolar como si fuesen sus abuelos

En China y Japón se han desarrollado Programas de intercambio intergeneracional basados en actividades colaborativas externas (campamentos, caminatas), actividades creativas (arte, poesía, etc.), actividades de jardinería y cultivo de productos agrícolas (huertas municipales) y servicios medioambientales en parques, ríos y otros medios públicos. 

En España se ha enfocado la perspectiva intergeneracional en Programas de atención a emigrantes, recuperación del patrimonio, prevención de accidentes de tránsito, cuidados mutuos, transmisión de la historia y la tradición, aislamiento de los mayores y necesidad de alojamiento de los jóvenes, aprendizaje de nuevas tecnologías, etc.

Ya los adultos mayores dejaron de ser una carga para la sociedad y sus aportes deben ser aprovechados, así como sus experiencias, sus habilidades, su adaptabilidad a un trabajo que seguramente contiene una base de ingreso expresada por la jubilación complementada con un segundo trabajo que le permitiría ser reconocido por la sociedad, le otorgaría mayor aceptación en el medio y entregaría su experiencia, los logros acumulados en su vida hacia los que comienzan a formar su proceso existencial.

Como decía la propia Presidenta Bachelet en uno de sus discursos, se debe trabajar para hacer que los ancianos de este país disfruten de una “juventud acumulada” reconocida por la sociedad; no solo es necesario que el día 15 de junio sea conmemorado como el“Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez”, debemos concientizar a los jóvenes para erradicar el maltrato al anciano y a mejorar su situación social en todo el ámbito nacional.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas