Todo dado

En Chile hace tiempo que las cosas están cambiando, desde las políticas de inclusión, la preocupación generalizada por el bullying y cyberbullying, el rechazo cada vez más elocuente a cualquier intento de acoso que ya ha llegado un punto que debe normarse porque he visto casos donde se está pasando para el otro extremo el tema, la preocupación por las empresas de ser sustentables, las certificaciones B, el reciclaje, el respeto y la inclusión definitiva a los extranjeros residentes, entre otros ejemplos. 

Ahora creo que, si estamos en la hora de la verdad, ¿tomamos este impulso, y realmente hacemos de éste, un país mejor y más justo desde su base y para siempre?

¿O lo mantenemos como una moda que todos “decimos” estar de acuerdo, hasta que no nos toque en nuestros propios zapatos? 

Hay leyes o iniciativas que en teoría deberían ayudarnos a cambiar, como lo es la ley Emilia, la ley de etiquetado de alimentos, las advertencias y restricciones al cigarro, entre otras, pero en la práctica vemos como la mayoría bypaseamos todo lo reglamentario y nos mantenemos en nuestra misma zona de confort. 

Quizás soy un soñador, pero al menos a mis ojos, esta vez se respira algo distinto, se ve gente separando la basura por motivación propia, muchas empresas ya tienen creado un departamento de sustentabilidad, hace años que ya vienen instauradas las políticas de Responsabilidad Social Empresarial, la ley de inclusión laboral también es otro paso en esta dirección. 

Quizás ahora sí nos falta menos, falta tal vez que en la intimidad de nuestro hogar, en nuestro pensamiento más profundo, seamos capaces de ver a los extranjeros tal como vemos a los chilenos, de demorarnos un minuto más en ordenar la basura y separar lo que puede reciclarse, en pensar un segundo antes de tirar una “talla” que puede ofender al compañero y quizás mejor no tirarla, en salirnos un segundo de nuestro egocentrismo en el que estamos acostumbrados a vivir ya sea porque así nos educamos o porque la sociedad de consumo nos ha llevado a pensar que nuestra individualidad es lo más importante del mundo...

…Y si en verdad somos capaces de levantar la mirada y ver que el mundo es mucho más que nuestras propias narices o celulares, todas estas iniciativas que se están impulsando serán, no una moda pasajera o una campaña de marketing más, sino una evolución de la sociedad, una progresión a una sociedad más colaborativa, más conectada, más feliz, más humana. 

No perdamos esta posibilidad, ¡todo está dado!

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas