Vuelta a casa, tareas pendientes

Llegó ese inesperado día en el que las vacaciones se acaban y hay que volver a la “no tan triste” realidad. Falta un año enterito para las próximas vacaciones.
Junto con tratar de sobrepasar ese shock de sensación de que estás abajo de la montaña y todo lo que viene es cuesta arriba, al volver de vacaciones no sé ustedes pero al menos yo, me pongo a ver las cosas en perspectiva.

No soy de esos que llegan a Chile o Santiago y ven todo gris, muros rayados, basura, desorden, etc., al menos este año me tocó volver a Chile y sentir que las cosas no están tan mal, Santiago es lindo, desarrollado, en febrero las calles son transitables, las cosas en el mall están efectivamente en liquidación no como cuando Chile estaba lleno de argentinos y los descuentos estaban completamente inflados.

Solo hubo un punto que a mi llegada me chocó y me gustaría compartir aquí. Venía llegando a Aduana 6.30 AM muchas maletas y mucho que declarar.... hago la fila y delante mío una señora mayor, sin capacidades disminuidas pero “grande” como dicen los argentinos, y 4 operarios de la aduana mirando por la pantalla buscando algo “anormal”.

En lo único que se concentraban era en mirar esa pantalla o ni siquiera, mientras la señora con mucha dificultad subía las pesadas maletas en la cinta, - no señora, acostadas! - un poco más rápido por favor.

Como andaba con varios niños y más  maletas aún, no podía moverme a ayudarla, pero vi de frente al jefe de aduana y le digo, ¿no es posible que alguno de ustedes ayude a la señora?

¡Es de la 3era edad y son las 6 de la mañana!

No se lo dije enojado, pero su cara de odio ante mi crítica y su negativa respuesta me hizo darme cuenta que en Chile estamos avanzados en tantas cosas y atrasados en tantas otras.

Tristemente me quedé con la sensación que en “humanidad” seguimos siendo un país bastante atrasado, ¿por qué voy a ayudar a la señora si me pagan por ver la pantalla?

O ya, digamos que las 4 personas viendo la pantalla es fundamental, ¿el servicio de aduana no puede financiar a una persona que ayude a la gente que le cuesta poder cargar su equipaje?

Es la primera impresión que se lleva un extranjero que llega a Chile o un chileno que viene de vuelta.

Ojalá empecemos a cambiar esas pequeñas cosas que generan una tremenda diferencia, para que nuestro avance como país sea tanto en factores externos como internos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas