Siempre con evidencia científica

Más de 800 muertes y casi 6.000 hospitalizados ¿el responsable? una nueva arista del COVID-19, las pseudociencias.

A las ya conocidas antivacunas, terraplanistas y otros grupos del estilo, se han unido con fuerza los defensores de los «remedios mágicos» contra el coronavirus, los que niegan su existencia o que es producto de algún experimento de laboratorio para controlar al mundo. Incluso a veces apoyados por autoridades políticas, solo son una muestra más de la falta de cultura científica en la sociedad actual, y el tremendo daño que esto genera.

La respuesta desde el mundo científico llegó. La revista científica más antigua de Estados Unidos, por primera vez en su historia publicó una editorial tomando posición política en respuesta al negacionismo de Donald Trump. Esta semana más de 2.750 médicos y científicos de 44 países firmaron un Manifiesto Internacional en contra de las terapias falsas para advertir en la Unión Europea y el mundo del peligro de prácticas sin evidencia científica, ¿qué más tenemos que hacer para que la sociedad comprenda que no es libertad de elección sino ignorancia?

El anti-intelectualismo ha sido una constante en nuestra historia política y cultural, promovida por la falsa idea de que la democracia consiste en que «mi ignorancia es tan válida como tu conocimiento» como señala Isaac Asimov.

La ciencia no es una opinión, es un conjunto de saberes validado por un método de comprobación empírico. Son siglos de grandes maestros como Newton, Pasteur o Einstein, por nombrar algunos, equiparados a «lo vi en YouTube», «a mi vecina le pasó» y «yo creo».  

Internet y las redes sociales son una gran herramienta, que nos permite acceder a una inmensa cantidad de conocimiento a un clic de distancia, pero que se vuelve nuestro peor enemigo cuando da el mismo espacio a divulgación y pseudociencias.

Por eso es fundamental que el Estado y sus autoridades refuercen su compromiso con el fomento de la ciencia. No sólo por los evidentes beneficios para la sociedad, sino por lo necesario de tener una ciudadanía con pensamiento crítico, capaz de tomar decisiones fundamentadas, porque las terapias sin evidencia matan.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas