Por Pedro Lemebel

Pedro Lemebel partió sin el Premio Nacional pero con el cariño y la admiración de miles en todo el mundo hispano hablante y quizás habiendo logrado su mayor victoria al cambiar la mirada de  buena parte de la izquierda sobre la homosexualidad.

Recuerdo hoy su Manifiesto Hablo por mi Diferencia, que hizo tragar saliva a la izquierda chilena en 1986.

No soy Pasolini pidiendo explicaciones

No soy Ginsberg expulsado de Cuba

No soy un marica disfrazado de poeta

No necesito disfraz

Aquí está mi cara

Hablo por mi diferencia

Lemebel propone otra mirada sobre la militancia y el compromiso, muy distinto al hombre nuevo guevarista que no admitía debilidades.

¿El futuro será en blanco y negro?

¿El tiempo en noche y día laboral sin ambigüedades?

¿No habrá un maricón en alguna esquina desequilibrando el futuro de su hombre nuevo?

El discurso de Pedro enfrentó el imaginario machista de los militantes y de esa sociedad sin medias tintas que soñaban.

¿Qué harán con nosotros compañero?

¿Nos amarrarán de las trenzas en fardos con destino a un sidario cubano?

¿Nos meterán en algún tren de ninguna parte?

Y sobre todo reivindica su postura homosexual, que la izquierda chilena y latinoamericana condenó al ostracismo durante décadas.

Tengo cicatrices de risas en la espalda

Usted cree que pienso con el poto

Y que al primer parrillazo de la CNI lo iba a soltar todo

No sabe que la hombría nunca la aprendí en los cuarteles

Mi hombría me la enseñó la noche detrás de un poste

Esa hombría de la que usted se jacta se la metieron en el regimiento

Un milico asesino.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas