¿Es Chile un país deportivo? Las brechas que persisten

"No hay cultura deportiva en el país, nadie imagina por lo que pasamos". La frase no es mía. Es de la chilena Francisca Rivas, voleibolista de playa que recientemente compitió en los Panamericanos de Lima 2019.  Este tipo de eventos (recordemos que los Parapanamericanos se iniciarán el 23 de agosto), constituyen una excelente oportunidad para hablar, opinar y discutir sobre la relevancia del deporte en nuestra sociedad.

Y como parte de ese debate, en este artículo pretendemos entregar algunos datos. 

Partamos con una pregunta, ¿es Chile un país deportivo?  

La última encuesta Nacional de Hábitos de Actividad Física y Deportes 2018 nos puede iluminar en la respuesta. A pesar del aumento del porcentaje de personas practicantes de actividad física que pasa de un 31,8% (2016) a un 33,8 (2018), la cifra aún muestra un altísimo nivel de no practicante: casi un 70% de la población.

Este porcentaje de inactividad, lamentablemente, sube de manera importante en el caso de las mujeres, de las personas de mayor edad y de aquellas pertenecientes a los niveles socioeconómico más bajos. 

En efecto, existe, en primer lugar, una brecha significativa en la práctica deportiva entre hombres y mujeres (45,3% versus 25,8%); pero también si se analiza el grupo socieconómico, donde el diferencial entre diversos sectores es alarmante (51,9% en el sector ABC1 y sólo 17,5% en el sector E). Por otra parte, aunque presumible, a mayor edad disminuye la actividad física.  

Desde el punto de vista regional, los datos son muy dispares. La región de Valparaíso muestra los mayores niveles de actividad (42%), seguido de Coyhaique (39,9%) y la Región Metropolitana (39,3%).

En el “fondo de la tabla”, Arica y Parinacota (15,2%), O´Higgins (20,4%) y Los Ríos (21,7%). Sería interesante analizar las causas de estos diferenciales para diseñar políticas públicas adecuadas. ¿Será el clima, la infraestructura, o las políticas y recursos regionales?  

“Donde se pone la boca se pone la plata” es un viejo dicho que implica que, cuando se resalta y prioriza un área se debe acompañar de presupuestos acordes. Pero, aquí volvemos a tener una brecha.

En el mes de duración de estos eventos todos relevaremos el rol del deporte en la sociedad y su influencia en el desarrollo y calidad de vida y salud de las personas (“un peso en deporte, son tres que nos ahorramos en salud” es una frase que repito hasta el cansancio). Sin embargo, ¿alcanza ese impulso para incrementar los recursos?  

A modo ejemplar, haremos un pequeño ejercicio comparándonos con lo que realiza Colombia. Si bien los organismos estatales encargados del deporte en ambos países tienen un presupuesto similar (US$ 200 millones), la diferencia viene dada, entre otras causas, por el aporte de los gobiernos regionales y las comunas.  

Por ejemplo, Medellín tiene un presupuesto de aproximadamente 45 millones de dólares, y 700 mil personas en los programas deportivos de carácter local. Pero, es importante resaltar que no sólo se trata de mayores recursos sino de una planificación que da sentido a todas las acciones desarrolladas por los distintos actores de nivel central, regional y local, y por supuesto del sector privado.

En este punto nos falta mucho por aprender. Colombia diseñó un Plan estratégico hace 15 años, y cada departamento (región) y municipio hace lo propio.  

Como país tenemos una gran oportunidad para avanzar en ese esfuerzo coordinado. La organización de los próximos Juegos Panamericanos y Parapanamericanos en el 2023 debiera ser la instancia que permita una mejor y más eficiente articulación de actores, recursos, y programas para que el deporte nacional pueda dar ese gran “salto triple” que necesitamos. 

En este debate habrá opiniones para todos los gustos.  Algunos señalarán que hay necesidades más importantes que el deporte; otros sostendrán que se debe apostar por masificar la actividad y un sector manifestará que se requiere invertir en el alto rendimiento.

Francisca Rivas tiene su opinión, yo tengo la mía … ¿Cuál es la suya? 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas