Chile envejece y requiere cuidado

Tras la actualización de los resultados del Censo 2012, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer ciertos datos que dan cuenta que Chile, siguiendo la tendencia de otros países desarrollados, avanza a pasos agigantados en cuanto al envejecimiento de su población se refiere.

Actualmente el grupo de mayores de 60 años supera los dos millones y medio de personas, pasando de representar un 11% de la población total en 2002, a un 15% en 2012, esperando que para este 2020 la cifra aumente al doble.

Este tránsito hacia el envejecimiento, sin duda nos abre nuevos y diversos desafíos a nivel país, donde las tareas relativas al cuidado de nuestra población no quedan sólo en el ámbito de lograr el bienestar de niños y niñas, sino que también abre un foco de atención en nuestros adultos mayores, que no siempre cuentan con los soportes familiares suficientes para sostener una vejez cada vez más larga.

Por ejemplo, actualmente Chile no cuenta con dispositivos que posibiliten a las familias un apoyo para el ejercicio del cuidado de sus adultos mayores.

Un estudio realizado por Comunidad Mujer y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), llevado a cabo con cuidadoras del Hogar de Cristo, además de constatar que las labores de cuidado son ejercidas mayormente por mujeres, deja en evidencia que los costos físicos y emocionales que implica asumir este rol, más la falta de recursos y oportunidades de trabajo (ya que dejan de tener posibilidad de acceder al mundo laboral) van generándoles cada vez más deterioro, pérdidas en su calidad de vida y empobrecimiento para ellas y sus familias.

Todo lo anterior se hace más crítico aún si consideramos la vejez más pobre, la que viven los casi 550 mil adultos mayores chilenos pertenecientes al primer quintil de ingresos, 200 mil de ellos bajo la línea de pobreza y 58.639 con algún grado de dependencia.

En este segmento vemos cómo las tareas del cuidado se multiplican cada vez más,haciéndose inabordables para sus familias y tornando indispensable ya no sólo la participación de sus grupos más cercanos, sino que también la del Estado y de otros actores de la sociedad, lo cual debe abordarse desde una perspectiva intersectorial capaz de promover la corresponsabilidad a nivel país.

De este modo, el “Cuidado” que podría pensarse como una tarea del ámbito privado, se convierte en un potente desafío a tratar en el ámbito de lo público.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas