La crueldad de la ignorancia, el 11 del alcalde de Santa Cruz

Desde hace 45 años cada 11 de septiembre es una fecha de profundo dolor que nos recuerda la profunda crisis política, social, económica y cultural que vivimos en Chile. Me detengo en este último punto porque el brutal y aterrador Golpe de Estado así como la sangrienta y horrorosa dictadura que duró 17 años, probablemente donde más influjo marcaron fue precisamente en nuestra cultura.

Militares y agentes del Estado cuyas acciones provocaron miles de detenidos, e hombres y mujeres, de los cuales aún esperamos conocer sus paraderos.

Miles de torturados - entre niños, niñas, jóvenes, adultos y ancianos - de manera sistemática en todo el territorio chileno.

Miles de mujeres violadas, algunas embarazadas.

Miles de asesinados de las maneras más brutales y primitivas como lo revelan los Informes Rettig y Valech, a punta de balazos, tiroteados, degollados, lanzados al mar desde helicópteros; muertos a golpes mientras agonizaban luego de ser torturados. La dictadura contribuyó a la instalación de una cultura basada en el terror, el espanto y la ignorancia. 

Este 11 de septiembre de 2018 el alcalde de Santa Cruz, William Arévalo Cornejo homenajeó públicamente al Ejército de Chile instalando y exhibiendo - en plena plaza de la comuna - tanquetas y vehículos militares tomándose fotografías junto a niños y niñas.

El acto realizado por el alcalde revela una gran indolencia a la historia cultural del país. Una estocada al corazón de Santa Cruz y al de Chile. Y lo hace valiéndose de burla, con esa burla propia de la ignorancia.

Esa misma ignorancia que la propia dictadura se esmeró para que permeara en todos los ámbitos de la sociedad. Es la ignorancia que se ha ido normalizando y que se confunde con educación.

Hablo de barbarie, de rusticidad que es aún más triste porque se disfraza de actos exuberantes, exagerados, recargados de un mal concebida chilenidad. 

Lo que realizó el alcalde este 11 de septiembre en Santa Cruz tiene un carácter manifiesto de esa crueldad. Sin respeto por los derechos humanos. Sin respeto por las personas ni por la víctimas ni por los familiares. Sin respeto por Santa Cruz.  Sin respeto por Chile. 

Alcalde, no queda claro si Ud. está representando a los vecinos de Santa Cruz o representa a aquellos poderosos que lo apoyan, y acaso debe rendir cuentas de esta manera, homenajeando a militares utilizando la plaza de la comuna. 

El daño que provoca es tan enorme y brutal como la aprobación misma de esta actividad.

Desde esta humilde tribuna, como ciudadano y santacruzano interpelo al Alcalde de Santa Cruz y al Concejo Municipal para que entreguen explicaciones públicas por la barbarie ocurrida este 11 de septiembre a vista y paciencia de toda la comunidad santacruzana y de Chile. 

“Un pueblo sin memoria, es un pueblo sin futuro”.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas