Inclusión Laboral en empresas complejas

La inclusión laboral de personas en situación de discapacidad es una gran oportunidad para entregar valor a las compañías, tanto a sus procesos, como a sus productos y a la marca en su conjunto. Sin embargo,  su incorporación al mundo del trabajo es un asunto que, de alguna manera, complica a empresas de rubros complejos, tales como la minería, el transporte, la construcción y otros; donde la mayoría de las vacantes disponibles corresponde a posiciones que requieren un nivel de desempeño que muchas veces cuesta encontrar entre candidatos con alguna limitación física, intelectual, sensorial y psíquica.


Lo anterior, no guarda relación con la condición personal de dichos individuos. Me refiero a desigualdad de oportunidades que estas personas enfrentan y falta de accesibilidad en las dependencias o faenas donde han de ejecutarse las labores.

Por su parte, los prejuicios y las actitudes presentes en los trabajadores, en relación con la discapacidad, empañan la cultura organizacional y frenan la efectividad de los procesos de inclusión laboral.

Con la finalidad de que las empresas de rubros complejos aprovechen la oportunidad de agregar valor, la Fundación chilena para la Discapacidad presenta Los 4 pasos claves de la Inclusión Laboral que permitirán asegurar el éxito en la implementación de la Ley 21.015.

La inclusión laboral de personas en situación de discapacidad debe propiciarse a partir de un plan estratégico, que no deje cabos sueltos en asuntos tan delicados como la cultura organizacional, los perfiles del cargo y la prevención de accidentes.

En este sentido, es de suma importancia que el cumplimiento de la ley 21.015 no sólo se enmarque en la contratación de trabajadores con este perfil, sino que incorpore medidas estratégicas que arraiguen valores inclusivos en dicho conjunto de creencias, hábitos,  actitudes, tradiciones entre los grupos que forman parte de toda organización, que permitan que las personas con discapacidad puedan desarrollar sus competencias en el puesto de trabajo y que no se expongan a peligros laborales.

Mientras no sea posible elaborar un plan estratégico, es recomendable hacer uso de las medidas alternativas a la contratación, que permite la normativa, particularmente, la relacionada con la donación a organizaciones sin fines de lucro. Así, se podrá aprovechar de apoyar la inclusión laboral, aportando recursos para contribuir con la solución de problemas de carácter público. 

Una vez que la empresa está preparada para la inclusión laboral de capital humano bajo esta condición, lo que procede es su reclutamiento en las plazas que la empresa disponga para el desarrollo de su funcionamiento. Lo anterior, supone no crear vacantes a partir de una sobredotación solo con el objeto de cumplir la norma, generando costos excesivos e injustificados para la compañía.

La inclusión es participación. En este sentido, la mejor manera de avanzar en el camino de más equidad es dar protagonismo a las propias personas en situación de discapacidad. ¿Cómo? A través de la toma de decisiones que contribuirán positivamente en la evolución de la empresa, para pasar así de ser una organización que valora la inclusión a una organización que vive y disfruta esta necesaria y positiva experiencia.

Una compañía que logra destacarse en la implementación de procesos efectivos de inclusión laboral atraerá a los mejores talentos en situación de discapacidad y se mostrará al público en general como una empresa confiable y socialmente comprometida. Cuando esta vive la inclusión adquiere mayor valor afectivo y productivo, contribuyendo además a la fidelización de sus clientes internos y externos.

Entonces, cuando este objetivo es el eje de la cadena de valor de una empresa es posible alcanzar resultados exitosos.

Se abren también nuevos horizontes que amplían las oportunidades de posicionamiento de la misma, a partir del reconocimiento de que todas las personas pueden contribuir con el desarrollo organizacional mediante sus talentos diversos, sin importar su condición de salud.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas