Minería planetaria, el camino hacia la tierra prometida

“El liderazgo sustentable refleja la conciencia emergente entre las personas que están decidiendo vivir sus vidas y dirigir sus organizaciones en una forma que tome en cuenta su impacto en el planeta, la sociedad y la salud de economías locales y globales.” (Mary A. Ferdig)

Nuestro planeta sufre por la irresponsabilidad y falta de respeto con la naturaleza con que las actividades productivas son llevadas a cabo por el hombre, quien ha contaminado las aguas, fabricado elementos nocivos, contaminado el aire que respiramos durante siglos.

Se estima que al año 2050 la población mundial crecerá a cerca de 9.000 millones de seres humanos, que habitarán el planeta generando graves problemas de escasez de agua, alimentos y falta de energía, entre muchas otras cosas.

La vida como la conocemos es posible en la Tierra por que posee el aire que los seres vivos necesitan para respirar, los nutrientes que necesitan para alimentarse y crecer, y el clima adecuado para poder sobrevivir.  Se diferencia de los otros planetas por poseer vida animal y vegetal.

Peligros que nuestro planeta enfrenta.

Superpoblación y Concentración en ciudades. La mitad de la población mundial vive en las urbes, cuando las ciudades crecen los efectos del cambio climático empeoran, el tráfico se complejiza, escasean los alimentos.

Alto nivel de contaminación.  La contaminación trae enfermedades respiratorias y cardiovasculares. Según la OMS, 5 millones de personas perdieron la vida a causa de la polución atmosférica, producto de las actividades industriales, sobre todo donde se encuentra la minería.

Desforestación. Cada año se pierden millones de kilómetros cuadrados de selva y bosque nativo, por la tala indiscriminada y por actividades industriales tales como agricultura, minería, construcción e industrias.

Desertización. Producto de la pérdida de bosques el desierto avanza en distintas partes del mundo, afectando a la flora y fauna y a la cadena alimenticia. En la actualidad este fenómeno está sin control.

Reducción de la biodiversidad. La pérdida de biodiversidad acarrea un alto costo para la vida humana, muchas aves y animales se han extinguido, afectando la cadena alimenticia humana.

Caída de meteoritos y asteroides. Hace 65 millones de años, con la caída de varios meteoritos desapareció la mayoría de los animales terrestres.  Su potencial caída a la tierra, en estos tiempos podría generar enormes nubes de polvo que impactarían al clima del planeta y  la capa de ozono.

Aumento de la actividad del planeta. La actividad volcánica masiva, tsunamis y el calentamiento global de la atmósfera son los estertores de un planeta enfermo, que busca equilibrarse.

Con todos estos peligros que amenazan  la tierra en que vivimos, se requiere una solución y un compromiso socio- político-ambiental: La Minería Planetaria.

La minería planetaria se define como el conjunto de actividades interrelacionadas como cluster productivo, destinado a diseñar un negocio minero comprometido con el cuidado y desarrollo del planeta en su conjunto, cuidando y conviviendo en armonía (con todos los seres vivos, flora, fauna y seres humanos) en una relación estratégica ganar-ganar entre los actores relevantes de toma de decisión y las comunidades en general. La naturaleza responde duramente a aquellas empresas y países que no la respetan, en base a aluviones, sismos, eventos nivales, pluviales, fluviales y por último protestas de las comunidades. 

La Minería Planetaria exige de los países aplicar las mejores prácticas mundiales para cuidar el planeta, realizando diseños de ingeniería de minas económicamente rentables, técnicamente factibles, ambientalmente sustentables, asegurando la existencia de comunidades sanas y felices, al proteger la vida y la salud de las personas y seres vivos, permitiendo un desarrollo armónico de los países, frenando el cambio climático, la desforestación, la desertización, el nivel de contaminación, la disminución de la acidez de los océanos, cuidando el agua como el vital elemento que es para la vida, con el propósito de tener comunidades felices de tener  proyectos mineros que permitan un mejor país.

En un ciclo virtuoso de vida del negocio minero basado en la minería planetaria comprende, prospección y exploración, consulta comunitaria y mesa de diálogo, ingeniería planetaria y construcción, explotación y beneficio de minerales, comercialización, cierre de minas, reciclaje de residuos, y luego nuevamente prospección y exploración. Todo presupuesto de inversión debe tener un ítem de Minería planetaria, es una exigencia internacional.

Los países que apliquen la filosofía de minería planetaria, serán respetados por la comunidad internacional y por las nuevas generaciones, pero por sobre todo por la Madre Naturaleza.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas