Teletrabajo, necesario y urgente para miles de chilenos

Como representantes de la industria, aplaudimos la iniciativa del Gobierno de un proyecto de ley para promover el teletrabajo. Se trata de una medida por la que venimos luchando desde hace tiempo, y que será tremendamente beneficiosa para muchas personas de los sectores más desprotegidos.

Según dijo el Mandatario, se busca ofrecer facilidades laborales a quienes las necesitan y teniendo en cuenta las características del trabajo, llega para regular, proteger y reconocer el trabajo a distancia. Se incluirían 45 horas de trabajo semanal, con un descanso garantizado de al menos 10 horas diarias.

Hace mucho que venimos llamando la atención  sobre la falta de capital humano en nuestro país, sobre el hecho que debemos hacer verdaderos cambios en la educación, y en las estructuras sociales sobre cómo estamos organizados. Si no, no vamos a salir adelante ni cumpliremos el sueño de tener un Chile desarrollado.

¿Saben que en Chile, al año, hay un déficit de unos 6 mil profesionales y trabajadores TI? ¿Y que hasta el momento se llenan los cupos con profesionales extranjeros? Así es.

Por eso, es que luego de mucho trabajo y gracias a la voluntad de estamentos públicos y privados, logramos un Acuerdo de Trabajo Nacional Público-Privado, en el que participan la CPC, Sofofa, ACTI, y los Ministerios de Hacienda, Economía, Educación, Trabajo, Corfo, Kodea y Fundación Chile.

En conjunto logramos tener un Plan de Desarrollo de Capital Humano TIC. Dicho plan contempla líneas y directrices que encauzarán este tema en los próximos diez años. La idea es que se pueda capacitar a unas 15 mil personas, y que la mayoría de ellas tenga empleo.

Y aquí juega un rol importantísimo esta iniciativa de teletrabajo. Veamos el caso de las mujeres. De la totalidad de quienes trabajan en el mundo de las TI, solo un 5% son mujeres. Cifra casi vergonzosa.

¿Qué pasa con aquellas jóvenes que deben quedarse en la casa cuidando a sus hermanos o a sus propios hijos? Pues es una realidad que aún existe. Ellas necesitan trabajar, sin duda, y para ello de la flexibilidad laboral. A través de estas capacitaciones, que abarcan períodos cortos, las podemos incorporar, se pueden insertar en el mundo laboral con un sueldo digno y un trabajo que está a la altura de los tiempos: una sociedad digital.

En Chile hay unos 2 millones de discapacitados con movilidad reducida, quienes necesitan y esperan que se les brinde oportunidades. Volvemos a lo anterior. Podemos capacitarlos y ellos pueden trabajar desde sus casas. Se trata de construir una relación de confianza que se debe crear en el tiempo, entre funcionario-empleador.

Las oportunidades que ofrece el teletrabajo para insertar nueva fuerza laboral son extrtaordinarias. Y como anunciaron desde el gobierno, se trata de humanizar, modernizar y respetar las necesidades de los distintos trabajadores. Con esto, se mejorará la calidad de vida de muchos chilenos, quienes buscan un camino con más y mejores oportunidades.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas