París ¿el terror vuelve a casa?

Los franceses no entienden aún porqué le ocurren estas situaciones trágicas y ello se debe a que en Francia existe “Libertad de Prensa”, es decir, una Corporatocracia dirige toda la información de modo hegemónico y sólo aquellos que logran ver la realidad por medios alternativos se escapan de la alienación y analizan de otro modo.

Por ello, el pueblo galo está estupefacto y cree que es un atentado a su libertad y civilización…neoliberal.

Como lo dice con claridad el investigador Thierry Meyssan, el gobierno  ha intervenido en Libia, en el Levante, apoyando las dictaduras del golfo, a los “rebeldes moderados”, (es decir, que masacran con ternura), cooperando con el golpe de Estado en Ucrania, postulando públicamente Francois Hollande el asesinato de Bashar al-Assad. Claramente lo ha ratificado el mandatario sirio al compadecerse de París, manifestándole que lo ocurrido a ellos lo sufre su nación desde hace cuatro años y, además, lo padece diariamente Irak, Palestina, Afganistán, Líbano, Libia.

Hay que recordar que el terrorismo en tanto aparato de violencia organizado no tiene aliados ni socios, sólo objetos para su manipulación lo que demuestra que, pese a saberlo el gobierno galo, su odio a Siria ha sido más grande.

Hollande posee la más alta responsabilidad en lo sucedido, tanto por su política exterior de colonialismo y por no cumplir lo prometido en el atentado a Charlie Hebdo, ya que se comprometió a que fortalecería las fuerzas de inteligencia y destruiría a terroristas con la máxima decisión: los recientes ataques sin permiso de una nación soberana y por sobre la ONU, debe ser reprobado pues atenta contra la legalidad internacional con las consiguientes víctimas civiles implicadas como daño colateral.

¿Por qué mentir a la gente hablando de guerra de civilizaciones?

Aquí no es un conflicto entre suníes y chiíes o islamistas contra occidentales pues un amplio sector vivía en concordia en varios países del Medio Oriente. Lo que se desea es ocultar que las invasiones tienen un objetivo que lo explica el geopoder: aplicar intereses económicos y políticos para mantener dominio y explotación material de dichas regiones.

Pese a que Hollande ha sido considerado con desprecio por Daesh, la astucia de este funcionario es destacable pues ahora ha manifestado que colaborará con Rusia sabiendo que el éxito es mejor que el fracaso, incluso que hablará con Barak Obama con el fin de unir al mundo en la defensa de la dignidad humana. Lo que no ha reconocido es la inefectividad de la policía de inteligencia francesa, una de las razones para asestar este golpe mortal en la Ciudad Luz.

Sin embargo, no hay que olvidar cuando el ministro francés de exteriores, Laurent Fabius, elogiaba el Frente Al Nusra (grupo terrorista asociado a Al Qaeda y Daesh), exponiendo que hacía un buen trabajo, escondiendo cuando degollaban sirios indefensos, niños y mujeres, motivo por el que ahora debería preguntarse si el terror de sus buenos muchachos no ha regresado a casa.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas