Lo esencial es invisible a los ojos

Más de 500 personas llegaron al Centro Cultural Estación Mapocho para plantear desafíos, sueños  y metas específicas de sostenibilidad. El desafío, pensar a Chile al 2030. Desde expertos temáticos, ciudadanos procedentes de diferentes ámbitos de acción, disciplinas y regiones del país, junto a personas vinculadas al diseño y toma de decisión de políticas públicas y representantes de gobierno y mundo empresarial, destinaron tiempo para dialogar y buscar puntos de encuentro y propuestas para la acción y decisión.

Aquí vale detenerse en que “lo esencial es invisible a los ojos”. Efectivamente, una actividad que reúne ciudadanos para reflexionar su país parece evocar el pasado. Sin embargo, se requiere, valora y hace necesario, en tanto que expresión de una ética cívica en ciernes.

La ética cívica consiste en encontrar, a través del diálogo, acuerdos o “mínimos de justicia” en lo social pero también en lo económico y ambiental. Chile, tiene un 20,4% de personas en la categoría de pobreza multidimensional, es decir, privaciones que se dan en temas de educación, salud, seguridad personal, empleo y vivienda. Hoy, existe consenso al señalar que la pobreza por ingreso no es suficiente para comprender este malestar social. En el mundo, viven 836 millones. De las 5000 millones de personas analizadas 1500 millones, es decir, el 29% vive en la condición de pobreza multidimensional.

El primer objetivo de Desarrollo Sostenible se refiere a superar este fenómeno, si no disminuimos esta brecha no podremos lograr las meta esencial que devuelve la dignidad y seguridad a las personas. Pensar Chile al 2030 significa identificar oportunidades de mejora. La pobreza es un imperativo ético y de justicia. El Desarrollo Sostenible lo considera desde su principio de “solidaridad intergeneracional”. ¿Por qué debemos pensar en superar la pobreza desde hoy pensando en el bienestar de las generaciones presentes y futuras?

Este imperativo ético orienta a quienes tienen capacidad de decidir en qué se puede destinar el ahorro, la inversión y la innovación. El crecimiento económico genera condiciones necesarias pero no son suficientes, se requieren nuevas y mejores alianzas público-privadas.

Los “Diálogos por un Chile Sostenible”deben convertirse en un monitoreo permanente desde la sociedad civil para lograr que Chile enfrente de mejor manera las oportunidades del presente y prevenga los efectos del cambio climático, aún cuando nuestro aporte a los índices de contaminación por CO2 es de un 0.26%.

El borde costero, saneamiento y gestión de los recursos hídricos en zonas urbanas y rurales, así como el cuidado de los océanos, la producción y consumo responsable son algunos de los temas de la sostenibilidad o in-sostenibilidad del desarrollo que como país queremos alcanzar. ¿Podremos lograrlo al 2030?

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas