"Paren las industrias", Puchuncaví y Quintero

La semana recién pasada fuimos testigos de una grave situación, que visibiliza un problema que han debido enfrentar las familias de Quintero y Puchuncaví desde hace 50 años. El día martes 21 de agosto 71 niños sufrieron síntomas de intoxicación y el jueves 23, 150 personas entre niños y adultos tuvieron los mismos síntomas, todos fueron llevados al hospital de Quintero, el cual no está preparado para enfrentar una emergencia de esta envergadura de forma óptima.

Pero, ¿cómo hemos llegado a esta situación? Transformando una zona bella, habitada, con gran potencial turístico, en una zona de sacrificio, donde las personas sacrifican su calidad de vida a cambio de un desarrollismo mal entendido como desarrollo,  hace falta enmendar el camino mirando hacia el futuro de forma sustentable, pero también tomando en cuenta que las personas no pueden esperar más y se deben tomar medidas urgentes.

A corto plazo, “Paren las industrias”, fue el llamado que hizo la Diputada por la zona Carolina Marzán, entendiendo que no es un llamado a cerrar las empresas.

Es un llamado a parar la contaminación para que no siga afectando la salud de la comunidad, por lo que primero se debe determinar la fuente, para que no sigan ocurriendo más casos, revisar sus protocolos de prevención y de emergencia para enfrentar situaciones como ésta de forma eficaz y que no tengamos que lamentar en el futuro más situaciones límite.

A mediano plazo, se necesita implementar el plan de descontaminación atmosférica, pero también actualizar la normativa ambiental de calidad de aire, analizar y regular el impacto por metales pesados en agua y suelo, aumentar la fiscalización a las empresas y por parte de ellas, mejorar sus tecnologías y métodos de trabajo para que no sigan contaminando la zona.

La gente de Puchuncavi y Quintero no puede esperar más, y  pregunta, ¿cómo en Europa puede haber una termoeléctrica prácticamente al medio de la ciudad y convivir de forma amigable y aquí en Chile se les permite contaminar?

Esa es su percepción, hay impotencia y rabia, se sienten abandonados y es responsabilidad del Estado de Chile darles el derecho de vivir en un medioambiente libre de contaminación, para que puedan vivir dignamente.      

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas