Crímenes secretos

Considerando los usos indebidos, llámese abuso, de pasajes, malversaciones, compra de bienes y regalos escandalosos, etc., con los dineros de “gastos reservados ” o secretos por algunas de las altas autoridades de  instituciones públicas como el Ejército de Chile, Carabineros y otras más que aún no han salido al debate público, se debería modificar la Ley a objeto de  eliminar de una vez por todas aquellos beneficios y reorientar los recursos hacia ámbitos de índole privado, Fundaciones y/o Corporaciones, conocidas y destacadas por su rol  social y que al mismo tiempo  patrocinan  la seguridad nacional

No puede haber justicia en ningún país del mundo cuando existen entidades de 1ª, 2ª o 3ª categoría. Las señaladas con rango superior son privilegiadas y por lo mismo inyectadas con cuantiosos recursos económicos. 

Las demás, en cambio, deben hacer malabares para costear sus gastos que benefician con mucho a todo un país. Una encuesta o referéndum popular podría poner a las organizaciones que la gente, consciente y justa, estima deben ser beneficiadas con los recursos de los impuestos aportados hasta por los más carentes y necesitados de la comunidad.

Nadie vota a las autoridades que nos gobiernan para que se mantengan en silencio y de alguna manera consientan lo impropio y que a todas luces se oponen al bien común. E

s impresentable que alcen la voz sólo y cuando los Medios hacen pública las acciones delictuales perpetradas por algunos sujetos que han sido elegidos para comandar a las instituciones que han ido forjando al Chile de la primera hora en este largo y angosto territorio.

Los recortes económicos también deberían alcanzar a los que tienen la noble tarea de fiscalizar y que por ineficaces, flojera, ineptitud e ignominiosa actitud no han sido capaces de realizar.

Asignaciones de recursos permanentes a organismos de carácter social, ejecutivos, con resultados y evaluaciones exitosas, debería de ser uno de los hitos propios de los gobiernos que se precian de humanistas y preocupados del bienestar de todos los conciudadanos, atendiendo con especial rigor y énfasis  a los más débiles, vulnerables y necesitados en el concierto nacional.

Por otro lado, estas compañías u organizaciones, como contraparte del gobierno de turno, serán auxiliares de primer orden en el combate contra la desigualdad, la exclusión y el descarte de los que quedan olvidados en el camino de su existencia. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas