El Gobierno debe escuchar a los alcaldes

A poco más de un mes que el país se encuentra en Estado de Excepción constitucional, por enfrentar una de las peores emergencias sanitarias de su historia, se hace urgente aunar criterios y voluntades para enfrentarlas, más allá de protagonismos y roces innecesarios.

No han sido poco los llamados de atención que los diferentes alcaldes de la Región de Valparaíso han realizado al Gobierno Regional y al nivel central. Todos ellos con un denominador común: la necesidad de realizar un trabajo conjunto y acceder a la información.

Los jefes comunales ven cómo sus territorios son administrados con criterios centralistas que poco conversan y se entienden con las características de cada zona de la región.

Desde un comienzo vimos a alcaldes y alcaldesas extremar medidas de seguridad frente a la pandemia, siendo éstos los primeros en decretar medidas como la suspensión de clases y algunas restricciones de la libertad de desplazamiento, medidas criticadas por parte del gobierno, en principio, pero que al final les dieron la razón.

A pesar de los avances, aún vemos con preocupación cómo las decisiones se siguen tomando sin atender criterios locales. Desde el interior de la región demandan más recursos para la compra de agua, y reiteramos una vez más el requerimiento al ministerio del Interior para que aumente esos fondos y la cantidad que les entrega a las familias que no cuentan con este recurso de manera habitual.

En esta misma línea, la preocupación por la creciente cesantía en comunas como San Felipe, Petorca, Cabildo, y Putaendo, hace urgente que el Gobierno no se conforme con las medidas generales, que hemos aprobado en el último tiempo en el Congreso, sino que debe entregar recursos frescos a cada municipio para la implementación de ayudas sociales, programas de empleo y la compra de insumos para la atención primaria de salud.

Es urgente conocer la reasignación de fondos por parte de Hacienda, y cómo el Fondo Común Municipal y la SUBDERE se hacen cargo de suministrar los recursos a los municipios con criterios de verdadera equidad territorial.

Frente al toque de queda que nos rige a diario resulta incomprensible que los locatarios y comerciantes de comunas como Valparaíso denuncien aumento de la delincuencia y robos. La seguridad, labor que corresponde al Gobierno y a las FF.AA. no está siendo analizada ni asumida con rigurosidad.

En las comunas de la Provincia de San Antonio preocupa el aumento de casos de contagio, la falta de insumos y de liderazgo que denuncian desde el Hospital Claudio Vicuña, y se requieren decisiones de parte de la autoridad sanitaria.

Desde el municipio de Valparaíso demandan claridad y acceso a la información, y esta demanda es compartida a nivel regional, pues el Gobierno no puede simplemente pensar que los territorios deben asumir políticas nacionales.

En el Congreso hemos avanzado con el Gobierno y hemos apoyado las leyes para las políticas públicas que ha presentado. El Bono Covid, la suspensión de la relación laboral y el uso del seguro de cesantía, son medidas que ayudan pero que son insuficientes para la gran necesidad que hoy presentan las familias chilenas. Este es el momento para que Estado pueda gastar, y debe hacerlo en las personas y las familias chilenas.

El Ejecutivo ha anunciado un instrumento para los independientes y trabajadores informales, denominado Bono Familiar de Emergencia, sin embargo los criterios de focalización una vez más dejarán fuera a un número importante de chilenos, y creemos que más bien una renta básica de al menos 300 mil pesos es lo deseable.

En un último episodio regional en la comuna de Quilpué en la que  inexplicablemente se reabre el mall, dan cuenta de un intento de normalizar situaciones que no son urgentes. La autoridad regional  de salud se encuentra una vez más con el criterio del Alcalde, y finalmente se decide mantener la suspensión de funcionamiento.

Ciertamente, para una situación como la que vivimos nadie estaba preparado, pero las chilenas y chilenos, y en particular los habitantes de la Región de Valparaíso, demandan de parte de sus autoridades responsabilidad, liderazgo y certeza a la hora de enfrentar dificultades, características que han estado ausentes en este tiempo, pero que esperamos se asuman decididamente y sean la fórmula para salir de este difícil momento, entre todas y todos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas