Homenaje a Rafael Moreno Rojas

Rafael Moreno Rojas, vicepresidente ejecutivo de la Corporación de la Reforma Agraria, quien junto a Eduardo Frei Montalva, Presidente de Chile, y de los campesinos y con el Cardenal Raúl Silva Henríquez, lucharon con fuerza inigualable para liberarlos de la semiesclavitud del inquilinaje.

Sembraste semillas de liberación y de dignidad en los campos chilenos, abandonados por la oligarquía terrateniente. Trabajaste con fortaleza por los principios y valores del humanismo cristiano y de la doctrina social de la Iglesia Católica.
Eduardo Frei Montalva confió en tu juventud, en tu inteligencia, en tu amor al campesino de la tierra chilena, para lograr que ella fuese fuente de trabajo y alimento para el pueblo de Chile.

Los campesinos estaban condenados a vivir en la miseria, sin oportunidades, sin contratos de trabajo, en momentos en que los dueños de los fundos infringían impunemente la legislación laboral. Los trabajadores de la tierra vivían en pésimas condiciones de salubridad y alimentación, con índices de mortalidad infantil que conmovían el alma nacional. El sector agrícola y rural de Chile mostraba una depresión generalizada, donde el campesinado no tenía sueldos justos, ni estabilidad, sin derecho al descanso, a la salud, a la vivienda, o la educación; viviendo en condiciones humanas inaceptables.

Por todo lo anterior, la Iglesia Católica de Chile y la juventud chilena exigían un cambio trascendental, planteando una necesaria reforma agraria que permitiese expropiar las tierras improductivas, a fin de dar alimento al pueblo chileno y dignidad a sus campesinos.

Los obispos Manuel Larraín y Raúl Silva Henríquez fueron inagotables mensajeros en la promoción de una reforma agraria justa y profunda. Los jóvenes de aquel entonces, especialmente los demócratas cristianos, vivíamos con la esperanza de un cambio significativo en la estructura agraria y en la propiedad de la tierra abandonada. Con mística inagotable buscamos los caminos de un orden social más justo, más humano, más cristiano. Si estos obispos fueron los inspiradores del cambio social en el campo a nombre de la Iglesia Católica, Eduardo Frei Montalva y Rafael Moreno Rojas fueron los líderes políticos que encabezaron el cambio social en el agro chileno, para que nuestros campos abandonados por la oligarquía terrateniente se convirtiesen en una tierra fértil y productiva, y así poder entregarle dignidad y oportunidades a los campesinos chilenos y sus familias.

Rafael Moreno era muy joven cuando fue designado por el Presidente Frei para encabezar el proceso de la reforma agraria chilena. Rafael lo llevó a cabo sin claudicaciones, seguro que estaba cumpliendo con el mandato de amar al prójimo, representado en este caso, por los cientos de miles de campesinos explotados y oprimidos.

Rafael me pidió colaborar con él en la Corporación de la Reforma Agraria (CORA), designándome como gerente de finanzas de la empresa de más alto presupuesto del país, cuando yo tenía poco más de 25 años. Nos unía la mística y el convencimiento social profundamente arraigado a nuestras almas, de trabajar por esos campesinos sin esperanzas.

Trabajar junto a Rafael Moreno fue un privilegio, sin lugar a dudas fue una etapa muy hermosa de mi vida. En lo familiar, junto a mi esposa Sylvia nos significó conocer y apreciar a su leal esposa y compañera de vida, Gloria Orb, y también a su hijos Rafael y Pablo. En lo profesional, trabajábamos por un ideal superior con sentido social y amor al prójimo necesitado y lo hicimos con empuje, tenacidad e inteligencia, aportando todos nuestros esfuerzos para hacer posible ese cambio básico e imprescindible en la agricultura chilena.

Ciertamente, que sin la reforma agraria, no habría sido posible el actual desarrollo agrícola de Chile y su contribución al desarrollo nacional. Tu nombre ha quedado escrito con letras de amor y dignidad por los campesinos chilenos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas