Lo que está en juego, la herencia de una ciudadanía plena para las mujeres

Es posible identificar ciertos momentos cruciales en la historia en los que las mujeres hemos debido movilizarnos para conseguir el reconocimiento y respeto de nuestros derechos. Ello ocurrió, por ejemplo, a comienzos del siglo XX, para conseguir el derecho a voto o durante la dictadura cívico militar, para exigir el retorno de la democracia en el país, en la casa y en la cama, como diría Julieta Kirkwood.

Hoy, nuevamente nos encontramos en uno de esos momentos cruciales. Estamos ad portas de un plebiscito en el que se resolverán, por una parte, la posibilidad de dotarnos de una nueva Constitución Política y por otra, si se elige la opción de Convención Constitucional, la posibilidad de participar en igual proporción que los hombres en el órgano que elabore la Constitución (la Convención Mixta no asegura la paridad).

La Constitución de 1980 no considera las experiencias de las mujeres, fue construida por una mayoría de hombres privilegiados que distribuyeron el poder y reconocieron derechos fundamentales a la medida de sus propios intereses y necesidades, invisibilizando a la otra mitad de la sociedad que ha debido conformarse con una ciudadanía de segunda clase.

Debemos concurrir a las urnas, teniendo presente que lo que está en juego es la posibilidad de cambiar el curso de nuestra historia, abriendo la puerta a una nueva Constitución, que reconozca y se haga cargo de la situación de subordinación y desigualdad estructural en que nos encontramos las mujeres, y otros grupos, como los pueblos indígenas, personas con discapacidad, LGTBIQ+, por nombrar algunos. Una Constitución hecha por un órgano con paridad de género, que al fin nos reconozca como sujetos políticos.

Honremos a las mujeres que nos heredaron el derecho a voto, a estudiar, a trabajar y a vivir en democracia.

Somos responsables de legar a las mujeres que vendrán un futuro con ciudadanía plena  y justicia de género. Un futuro mejor para todos y todas.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas