Ministerio de la Mujer, noticia para celebrar

El viernes 3 de junio la Presidenta de la República, Michelle Bachelet tomó juramento a Claudia Pascual Grau como la primera Ministra de la Mujer y la Equidad de Género, saldando así una deuda que el Estado chileno tenía con las mujeres desde el regreso a la democracia, hace más de 25 años.

La  creación del Servicio Nacional de la Mujer en 1991 constituyó un gran avance en la modernización de un alicaído Estado, tras 17 años de dictadura. Instaló en primera línea la problemática de género, canalizando los esfuerzos hacia la sensibilización de la situación de discriminación de la mujer, denunciando la violencia de género e impulsando un conjunto de modificaciones legales para avanzar en condiciones de igualdad. Al mismo tiempo se preocupó de transversalizar el enfoque de género en las políticas y programas de gobierno.

Este primer impulso es hoy ampliamente reconocido y destacado como parte del proceso de recuperación democrática del gobierno del recientemente fallecido presidente Aylwin, que, cabe mencionarlo, también creó a Fundación PRODEMU en la misma época, con la misión de intervenir directamente en los territorios y en el espacio comunitario con herramientas concretas para la autonomía económica, física y política de las mujeres.

En estos 26 años la tarea fue ardua, en momentos en que los sectores más conservadores del país -los mismos que hoy se siguen oponiendo al aborto bajo tres causales y callan cuando un tribunal valida la infidelidad como atenuante en un caso de femicidio frustrado- cuestionaban asuntos tan imprescindibles para la vida de hoy como la Ley de Divorcio, la Ley de Filiación y la Ley de Violencia Intrafamiliar, solo por mencionar algunas.

Es por ello que hoy celebramos la creación del Ministerio de la Mujer, que consolida un anhelado deseo de las mujeres  y sus organizaciones: contar con un espacio para las políticas de género que pueda interlocutar con el resto de los ministerios para hacer carne la Agenda de Género del programa de la Presidenta Michelle Bachelet.

Los avances en materia de género son innegables, las mujeres del siglo 21 contamos con más y mejores oportunidades para desarrollarnos plenamente y en estos dos últimos años se han sumado medidas tan relevantes como la participación equilibrada que permitirá una mayor presencia de mujeres en cargos de representación política y un programa de acceso al empleo que capacitará a 350.000 mujeres al 2018, entre otros avances.

Sin embargo, aún hay desafíos y es por ello que la instalación de este Ministerio será un poderoso instrumento para avanzar en aspectos tan relevantes como enfrentar la violencia de género,  cuya expresión más brutal la hemos visto en el caso de NabilaRiffo; la relación Mujer y Trabajo en la que persisten brechas insostenibles tanto en el acceso, las remuneraciones y la seguridad social, la necesidad de una educación no sexista, entre otros temas que necesitamos resolver para avanzar en igualdad.

En el nombre de las mujeres que anónima y públicamente han luchado por décadas para tener lo que hoy hemos conseguido, no nos queda más que celebrar que nuestro país inicia una etapa de cambio para superar la desigualdad de género de la mano de una institucionalidad acorde a la tarea.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas