Nuevo golpe a la Villa San Luis de Las Condes

Como diputado miembro de la Comisión de Vivienda, Desarrollo Urbano y Bienes Nacionales de la Cámara de Diputados suscribo plenamente la declaración pública de la Fundación Villa San Luis ante la lamentable decisión del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) que aprueba la demolición del Bloque 14 - el último edificio de lo que fue la Población Ministro Carlos Cortés -  y que además pretende anular la declaratoria del Monumento Nacional.

Solidarizamos y ofrecemos todo nuestro apoyo a la Fundación y especialmente a los ex vecinos y vecinas de la Villa afectados por esta nueva injusticia.

Esta decisión del CMN es un nuevo golpe hacia las pobladoras y pobladores que ya fueron vejados y desalojados tras el golpe militar por el Ejército y trasladados a otras poblaciones de Santiago, como la Villa Alessandri, en  Pedro Aguirre Cerda, entre otras.

Además aquellos que fueron despojados sufrieron de engaños y subterfugios legales, especialmente por parte de la inmobiliaria Presidente Riesco, para levantar allí lo que conocemos ahora como el principal centro financiero del sector oriente de la ciudad.

Hoy, con esta revocatoria del CMN se provoca un nuevo abuso que busca borrar la última huella y testigo material de lo que fue la Villa San Luis. Un lugar de esperanza y dignidad creado por la iniciativa del Gobierno Popular de Salvador Allende y por sus justas y señeras políticas habitacionales de integración social y urbana, logradas mediante la poderosa gestión del Estado y de diversas corporaciones como la Corporación de Mejoramiento Urbano CORMU, Corporación de la Vivienda CORVI, Corporación Habitacional CORHABIT, entre otras.

Así mismo, esta lamentable decisión termina por recompensar el accionar inmoral de una de las inmobiliarias y sociedades privadas que ha sido más activa en el proceso de consolidar este despojo que inició el Ejército de Chile y que contó con el apoyo decidido del municipio de Las Condes y de su actual alcalde Joaquín Lavín.

Esta empresa se fue apropiando de estos predios de la villa para crear el proyecto inmobiliario denominado Nueva Las Condes que se ha sustentado en la eliminación física de la Villa y en el aprovechamiento de las enormes plusvalías generadas dada la ubicación en el sector oriente de la ciudad.

Es momento de sopesar y recapacitar, así como de cuestionar esta mala decisión, aún es tiempo de actuar e impugnar. Considerando la nueva ley de patrimonio en discusión, es este un muy mal precedente.

No se puede entender que quienes se apropiaron ilegítimamente, demolieron irregularmente, ahora, ellos mismos, los abusadores, sean quienes presenten una propuesta de museo. En realidad solo buscan reescribir la historia de acuerdo a su propia visión, para terminar por ocultar el mayor crimen urbano social que se ha cometido en el país. El CMN no puede ser parte de este nuevo abuso.

Sin duda, esta acción se constituye en un nuevo desalojo para las pobladoras y pobladores de la Población Ministro Carlos Cortés.

Se hace necesario que se realice un nuevo estudio de ingeniería, hecho por terceros no interesados, que podría concluir algo muy distinto al pagado por la Inmobiliaria Presidente Riesco. Debemos exigirlo.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas