Reducción del número de parlamentarios

El Presidente de la República en su cuenta sobre el estado de la nación ha vuelto a referirse a lo ya expresado en su mensaje de 2019 en el sentido de reducir el número de integrantes de nuestro Congreso Nacional. Específicamente señaló: “aún está en trámite e impulsaremos con urgencia el proyecto enviado por nuestro Gobierno que reduce el número de parlamentarios”.

Lo paradojal es que el primer mandatario hace mención a esta iniciativa en el acápite individualizado como “Acuerdo Constitucional y de Fortalecimiento de las Instituciones”, estableciendo que ella se inscribe en el mejoramiento de nuestra democracia.

En el contexto chileno es incomprensible que la reducción del número de parlamentarios fortalezca nuestra institucionalidad y el sistema democrático, toda vez que la actual composición, que se ha completado en su totalidad en la Cámara de Diputados y parcialmente en el Senado, se produce a raíz del término del sistema binominal con el objetivo de hacer al Congreso más representativo en lo territorial y en lo que respecta a la población.

Es así como se llega a una Cámara integrada por 155 diputados y un Senado compuesto, en régimen, por 50 miembros. Esto último, se lograría a partir del periodo que se inicia en marzo de 2022.

El proyecto del gobierno es volver a una Cámara de Diputados de 120. En cuanto al Senado propone un número de 40, solo dos más que los existentes al terminar el sistema binominal. De esta forma lejos de fortalecer al poder legislativo, la reducción en su número lo debilita en cuanto a su representatividad.

En el sistema democrático el Congreso es esencial, no solo en lo que respecta a la función legislativa, sino también en las tareas fiscalizadoras del ejecutivo y en la consideración de los intereses de la ciudadanía. Por ello el número de parlamentarios debe ser equilibrado y debe dar cabida a las diversas expresiones políticas de la sociedad.

Esto fue uno de los puntos esenciales que se tuvo en cuenta para terminar con el sistema electoral, gestado en las condiciones no democráticas de la Constitución fraguada en 1980, que, en síntesis, obligaba a que la lista mayoritaria doblara en votos a la minoritaria en el respectivo distrito o circunscripción para obtener los dos escaños a elegir.

Otro aspecto a tener presente para determinar si es o no adecuado el número de parlamentarios es el referente histórico.

Chile con menos ciudadanos y población al momento del Golpe de Estado de 1973 tenía una Cámara de Diputados con 150 integrantes y el Senado con 50. Se debe recordar, además, que en la década de los noventa el Senado llegó estar compuesto por 48 miembros, sumando a los 38 elegidos popularmente los designados.

A los elementos de representatividad señalados es preciso agregar aquellos que dicen relación con el funcionamiento mismo del Congreso, procurando un necesario equilibrio entre los poderes del Estado, particularmente necesario en un sistema presidencialista con los rasgos que posee en nuestro país. Cuestión que se vislumbra estará presente en el debate en el marco del proceso constituyente que se abrirá paso luego del plebiscito de octubre próximo de triunfar la opción apruebo.

En este aspecto, solo a modo de ejemplo, se debe tener presente el papel esencial que cumplen las comisiones técnicas en el proceso legislativo. Ellas están integradas por trece diputados y cinco senadores.

Dichas comisiones se establecen considerando la estructura del gobierno, siendo las verdaderas contrapartes de los ministerios y los parlamentarios que participan en ellas tienden a especializarse en los diversos temas, resguardando además la representatividad de las respectivas cámaras.

Los ministerios no han disminuido, por el contrario, han aumentado, el último en crearse fue el de Ciencia, Tecnología e Innovación, llenando por cierto una necesidad. Pero, resulta contradictorio que en paralelo se pretenda disminuir el número de parlamentarios, lo que terminará afectando el equilibrio entre el ejecutivo y el legislativo, debilitando la eficacia y funcionamiento de este último.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas