Se abren nuevos horizontes

Este 29 de noviembre hay, por primera vez, elecciones primarias en diversas regiones del país para nominar las candidaturas definitivas a los comicios de gobernadores regionales que tendrán lugar el 11 de abril del 2021.

Hay que participar y respaldar a los candidatos y candidatas qué forman parte de este esfuerzo, con vistas a poner en marcha un nuevo sistema de elección y ejercicio de la autoridad que preside los gobiernos regionales, en este caso, serán electos directamente por la ciudadanía y no designados por el Presidente de la República como ocurre hasta hoy. 

En todo caso, hay que tener presente que Chile no es un país federado, de modo que la función de representación presidencial será asumida por un Delegado Presidencial Regional con atribuciones que siguen siendo decisivas, la clave en este dilema está en que esa autoridad debe aceptar y respetar al nuevo Gobernador regional en la puesta en marcha de una reforma del Estado indispensable, que descentraliza y fortalece la necesaria regionalización del país.

Es claro que en la instalación de este nuevo escenario que redistribuye atribuciones y responsabilidades habrá tensiones, esa dimensión es parte del proceso, lo esencial es que el criterio sea fortalecer la descentralización y la regionalización y no al revés. Los conflictos por temas subalternos pueden ser fatales.

La tarea de reponer la legitimidad del sistema político requiere superar el centralismo que se ha convertido en un embudo que succiona el conjunto de las decisiones hacia la sede presidencial en un proceso que asfixia las regiones, así también hay que lograr una institucionalidad cercana a la ciudadanía que fortalezca la participación social a través de la integración de los intereses sociales colectivos que fluyen en los territorios y no por el solo protagonismo individual que a muchos enceguece y consideran como lo fundamental.

Resulta evidente que el gobierno central no hace suya esta reforma estructural largo tiempo pendiente.

De hecho la coalición gobernante no tiene primarias para las Gobernaciones Regionales lo que indica claramente que no está en sus prioridades, suele ocurrir que los detentores del poder quieren retenerlo como sea.

Piñera es el portaestandarte de una grave deformación centralista y de un inocultable narcisismo, cree –falsamente - saber mucho y quiere resolverlo todo pero no soluciona nada. Lo que sí sabe es agrandar el volumen de su fortuna personal.

Por eso, la descentralización en la toma de decisiones no está en la agenda política del gobernante. Incluso, decidió ir al Tribunal Constitucional para cercenarle al Parlamento la capacidad de reformar la Constitución de acuerdo a las exigencias que la misma Carta Fundamental establece y así bloquear la reforma constitucional para un segundo retiro del 10% de los fondos de las AFPs, cuidando como le es habitual sus personales intereses y los de sus afines.

Se trata de la defensa de los intereses directos de la oligarquía financiera que opera y controla el mercado de capitales, con ello, Piñera y sus servidores están diciendo que no les importa agudizar las tensiones al máximo y generar una confrontación social de efectos incalculables para el país, si aseguran sus propios intereses no importa que el mundo se venga abajo.

Él gira a cuenta de la represión, por eso, defendió con dientes y muelas al ya defenestrado general Rozas y lo halagó sin mesura ni respeto a su condición de Presidente al despedirlo, prodigándole elogios que escapan a toda objetividad. De ese modo, reconoce su rol instigador o a lo menos su cómplice protección desde la Presidencia de la República en las cruentas violaciones a los Derechos Humanos sucedidas durante las semanas del estallido social del 2019.

Si las movilizaciones sociales en curso continúan en alza, el gobernante usará todo el peso destructivo del aparato represivo, volverá a declararse “en guerra” y no le importará el costo social y el sacrificio de las familias.

Un anuncio de ello es que acaba de legitimar y glorificar la violencia policial al decir que Carabineros es la “primera línea en la defensa de nuestra democracia” cuando aún no cicatrizan las heridas de las víctimas ni se mitiga el dolor causado. Es increíble el desprecio de Piñera hacia las víctimas de las violaciones a los Derechos Humanos.

Esa es la diferencia de fondo, proteger y salvaguardar los Derechos Humanos es misión de la ciudadanía y de una institucionalidad democrática con la legitimidad necesaria, no de cuerpos policiales que han caído en el descrédito.

El gobernante quiere tomar revancha del descontento social que provocó con su mercantilismo desenfrenado y su desprecio hacia la dignidad del ser humano, aunque su prioridad es aumentar la enorme estructura, de y eludir su responsabilidad política en las violaciones a los Derechos Humanos. Así, hay que cuidarse de su conducta y retórica provocadora.

Ahora bien, la nueva institucionalidad que incorpora los Gobernadores Regionales no borra la organización de las fuerzas políticas existente en el país, es decir, una alianza de derecha de carácter ultraconservador y una oposición de gran diversidad a la que no basta la designación por medio del acuerdo partidista de sus candidaturas, debiendo concurrir en estas primarias a las urnas para definir quienes serán sus representantes en el evento definitivo de abril próximo.

A esta tarea se abocan los partidos que, en septiembre pasado, firmaron el pacto político “Unidad Constituyente”, tales fuerzas son los Partido Socialista, Por la Democracia, Democracia Cristiana, Radical, Pro y Ciudadanos, así también, compiten por sus nominaciones diversas candidaturas de las organizaciones qué forman el Frente Amplio.

Se trata de un gran desafío y de una nueva y valiosa experiencia participativa, por lo que deseamos un gran respaldo a las candidaturas que se han presentado a estos comicios, teniendo presente que abren un nuevo horizonte a la descentralización de la toma de decisiones, que vendrá a robustecer la institucionalidad democrática en Chile.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas