Una elección histórica: Tiempo de todas y todos

Nuestro país se encuentra a menos de un mes de vivir un proceso histórico del cual parece que muchos no tienen total conciencia. No son pocas las decisiones que los días 10 y 11 de abril las chilenas y chilenos deberemos tomar. Resolver quiénes administrarán y tomarán decisiones a nivel local en los respectivos municipios con alcaldes y concejales; también por primera vez nos enfrentamos a la elección de gobernadores regionales, autoridades que reemplazarán a los actuales Intendentes y que esperamos representen el comienzo de la entrega de mayor autonomía y poder de decisión a las regiones.

Además, esta elección también es el segundo paso del proceso iniciado a partir de las movilizaciones del año 2019, y que en definitiva nos entregaron la posibilidad de crear una nueva Constitución para nuestro país, después del triunfo aplastante del "Apruebo". Es sin duda un hecho histórico, el más importante de las últimas décadas, del cual nadie puede sustraerse.

En efecto, elegimos tener una nueva Constitución que termine con los enclaves autoritarios que nos dejó la dictadura militar y que durante años nos ha impedido avanzar y hacer las transformaciones estructurales que necesitamos; que nos permita encontrar una salida al sistema neoliberal y, sobre todo, que sea efectivamente la casa común de todas y todos.

Una Constitución en la que queden plasmadas las ideas, valores, principios y por supuesto, los derechos del Chile de hoy, que demanda más y mejor democracia, derechos sociales efectivos y una nueva forma de relacionarse con sus mandatarios.

Nunca en nuestra historia republicana hemos tenido la posibilidad de incidir en la vida política como la oportunidad que nos abre este proceso de elegir a quienes nos representarán en la redacción de una carta fundamental.

Esto es fruto de las transformaciones que se han realizado en los últimos años y que permiten que no solo los partidos tradicionales, sino también los independientes, los pueblos originarios, y los representantes de movimientos sociales puedan ser parte de esta elección, y de resultar electos, representar a quienes les han dado esa confianza y mandato.

Con estas elecciones también se inicia un camino que nos debe permitir asegurar un verdadero procedimiento de participación de la ciudadanía. Aquí es donde también radica la importancia de la elección de constituyentes, para elegir a quienes aseguren desarrollar un proceso de conversación, un debate permanente y transparente con sus representados, más allá de la solo información. Este es el compromiso de nuestras candidatas y candidatos.

También esperamos una amplia discusión, entre todas y todos los constituyentes, y abierta a la ciudadanía de cada región, porque es fundamental asegurar que la nueva carta diversa, representativa, que contenga la realidad y anhelos de nuestras regiones, de los territorios más alejados como Rapa Nui, y también de las zonas más extremas.

Decimos también, con el orgullo de haber sido parte de esta historia, que esta Constitución será paritaria, lo que representa no solo una novedad en las discusiones constitucionales en el mundo, sino principalmente es el término de la exclusión de las mujeres en la toma de decisiones políticas y de poder en nuestro país. Chile no será el mismo después de esta elección y después de que las mujeres sean parte fundamental de la construcción de esta nueva manera de relacionarnos en la sociedad chilena, con pleno respeto y valoración de lo que siempre hemos sido las mujeres en ella.

Ciertamente nuestro país y el mundo atraviesan por momentos difíciles, el avance y las consecuencias de la pandemia del Covid-19 nos tiene preocupados, y ocupados. Sin embargo, creemos que esta elección y sobre todo la posibilidad de hacerlo en dos días consecutivos, es una oportunidad de demostrar nuestra madurez política y de confiar en nuestra institucionalidad.

Servl tiene aquí una enorme responsabilidad, debiendo garantizar un proceso eficiente y confiable. El Gobierno está llamado también a relevar la importancia de esta elección, pero sobre todo, asegurar y dar la tranquilidad a quienes participen en este proceso, que se protegerá de manera efectiva la salud de las personas. Finalmente, también es responsabilidad de cada uno de nosotros cuidarnos y colaborar en hacer de este nuevo proceso eleccionario un gran evento ciudadano.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas