Voto electrónico, necesitamos un debate transparente

La semana pasada, a raíz de las polémicas elecciones del Partido Socialista, el Servicio Electoral anunció que está elaborando un instructivo para que los partidos normen sus comicios internos, en orden a cumplir a cabalidad la ley que los rige. También adelantó que uno de los puntos a tratar serán las elecciones electrónicas, las cuales quedarían excluidas.

Nos parece muy necesario que se reglamenten las votaciones de los partidos. Creemos que todas las elecciones de autoridades representativas, en cualquier ámbito, deberían contar con definiciones que otorguen garantías a los votantes. Esa misma convicción es la que nos ha llevado, en ausencia de regulaciones formales, a hacer un esfuerzo por normar nuestras votaciones, definiendo protocolos, política de manejo de datos, certificaciones, entre otros.

También consideramos muy relevante y necesaria una discusión amplia y transparente sobre las votaciones electrónicas en los partidos, y que las decisiones que se tomen finalmente, cualesquiera sean, se hagan conociendo las distintas realidades, de boca de quienes son expertos. Oponerse a priori a un método no tiene sentido, ni es coherente con lo que está ocurriendo hoy en la sociedad, en Chile y en el mundo.

Los últimos debates sobre voto electrónico han pretendido instalar la idea de que los problemas en las elecciones surgen solo con las votaciones electrónicas y que las en papel dan garantías de todo.

Sin embargo, todos sabemos que ambos sistemas tienen ejemplos de votaciones exitosas y otras fallidas.

Al respecto, creemos que en esta discusión se plantea una disyuntiva falsa y casi dogmática, entre el voto electrónico y el voto en papel. En el mundo existen actualmente variadas formas de ejercer el voto.

Hay votaciones en papel y electrónicas. Hay votaciones presenciales y remotas. Y las cuatro alternativas se conjugan generando distintos sistemas, de acuerdo a las características de cada lugar.

En Chile tenemos una larga tradición de votaciones presenciales en papel exitosas, sobre todo para la elección de autoridades nacionales. Pero también ha habido una apertura hacia el voto electrónico en los últimos años, presencial y remoto, que ha sido igualmente exitosa.

En otras latitudes, en tanto, hay democracias como la de Brasil, la más numerosa de Latinoamérica, e India, la más numerosa del mundo, donde los electores votan electrónicamente.

Algunos se han apresurado, una vez más,  en señalar que los anuncios del Servel referentes a las votaciones de los partidos significarían el fin del voto electrónico.

Pero es un error creer que la gente vota sólo en temas políticos. La ciudadanía vota hoy en un sinnúmero de temas que tiene que ver con su vida y lo hacen en las organizaciones a las que pertenece. Nuestras casi 600 votaciones y 390 mil votos responden al ejercicio democrático de sindicatos, juntas de vecinos, municipalidades, asociaciones profesionales, centros de alumnos, etc.

Y la inmensa mayoría ejerce su derecho de manera remota, con estrictas normas de autentificación, que incluyen el RUT y número de serie, así como modalidades adicionales, como el desafío de preguntas personales, clave única, entre otras.

Acaba de terminar una elección electrónica de 2.000 funcionarios del Registro Civil, con más de un 70% de participación, que ellos calificaron de muy exitosa.

El Colegio Médico, de ingenieros,  de periodistas, la ANEF, sindicatos de la minería, la salud, el retail, bancos, etc. votan electrónicamente. Y nadie podría desconocer que se trata de elecciones relevantes.

No creemos que las votaciones electrónicas estén llegando a su fin. Por el contrario, pensamos que se está avanzando y, por tanto, como en toda innovación, es muy bueno que se perfeccionen distintos aspectos relacionados con ese proceso, tanto técnicos como procedimentales.

Nosotros hemos hecho un camino largo, serio y meticuloso hacia el voto electrónico y estamos permanentemente trabajando para mejorar tanto la tecnología como los procedimientos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas