Pisco, una defensa necesaria

En estos últimos días fui notificado por la Dirección de Presupuesto respecto la disposición para costear la defensa ante la apelación de Perú, luego que el fallo del Tribunal de Comercio Internacional de Tailandia reafirmara el reconocimiento de la denominación de origen del Pisco chileno. 

Se trata de un giro de 15 millones de pesos a la Cancillería para financiar la defensa jurídica de los productores de destilado nacional. Una esperada gestión en lo que ha sido un largo proceso y donde los productores se han visto enfrentados en desigualdad de condiciones ante la arremetida de ese país para acaparar el mercado contando con recursos estatales para aquello, mientras Chile no es proactivo al respecto. Competir contra Palacio Pizarro ha sido como enfrentar a Golliat.

Este no es el único mercado que Perú quiere cerrar para el producto chileno. En enero de 2019 recibimos un duro golpe; después de nueve años, el Consejo de Apelaciones de Propiedad Intelectual de India reconoció los derechos para Perú sobre el pisco, demostrando así el triunfo de productores peruanos apoyados por la cancillería de su país. El ministro de Economía de ese entonces desestimó el impacto que aquello causa al producto nacional. "Chile no ha perdido nada. El pisco chileno debiera poder venderse sin ningún problema en India y tanto los peruanos como los chilenos también vamos a poder vender pisco en India", sostuvo Juan Ramón Valente.

Cuánta desidia denotaron esas palabras con un producto que permite un aporte al erario nacional de 130 millones de dólares de la industria pisquera a 2019, que corresponde 31.5 % al ILA y 19% IVA. Y que además genera cerca de 3.500 empleos permanentes y anualmente más de 40 mil empleos indirectos.

Pues hace menos de una semana, el Pisco Waqar recibió la embestida limeña en el mercado indio. El producto fue vetado por la cancillería peruana, exigiendo a India retirar del Duty-Free su producto.

Mientras, en Chile se vende el Pisco como peruano, promocionado en medios masivos, etiquetas, botillerías y nadie fiscaliza, el vecino país no deja entrar una sola botella de ningún alcohol de uva, siendo, por cierto, imposible comercializar una sola botella. Estrategia que ha tenido sus resultados.  

La producción formal en Perú alcanza 7.4 millones de litros, y en los últimos cinco años, las exportaciones de la bebida peruana se han duplicado, pasando de 635.000 litros a 1,6 millones de litros vendidos al exterior.

En cambio, de los 36 millones de litros que se fabrican anualmente del destilado en Chile, apenas unos 600 mil son destinados a exportación.  Está claro que el desafío de los productores de pisco es lograr la internacionalización del producto y para aquello necesitan un soporte.

El pisco es el destilado emblemático de nuestro país, su producción está protegida por una Denominación de Origen (DO) amparada en la Ley N° 18.455.

Ésta reconoce las características especiales del pisco derivadas de factores geográficos como climáticos, además de humanos como tradiciones propias de las regiones de Atacama y Coquimbo. Por ello es crucial este avance, porque no se trata de sólo favorecer a los productores, estamos defendiendo un patrimonio.

Es urgente, sobre todo en circunstancias por las que pasamos donde se requieren las condiciones para una reactivación económica potente, inyectar recursos y apoyar el mercado local.

Junto a los productores de nuestra región mantenemos una cruzada para que la Defensa de la Denominación de Origen del Pisco chileno sea un asunto de Estado.

Esperamos éste siga siendo un esfuerzo sostenido y coordinado tanto público como privado para hacer prevalecer nuestros intereses en el mercado internacional, es crucial seguir apuntalando al producto nacional en un litigio que marque el fin de la aparente falta de interés de las autoridades nacionales al respecto.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas