INE, pedimos una explicación

El escándalo provocado por el Instituto Nacional de Estadísticas en relación con el sistema empleado y la aplicación de éste para obtener el Índice de Precios al Consumidor anual, como así también, la encuesta del Censo donde quedaron miles de chilenos sin ser encuestados, no puede quedar sin que digamos lo que tenemos que decir quienes integramos el estamento de la tercera edad y muy especialmente los pensionados, jubilados y montepiadas de Chile.

El IPC determinado por el INE si bien perjudica a todos los asalariados del país, muy especialmente nos lesiona a nosotros que en su gran mayoría, recibimos miserables pensiones. Por eso, el asunto se debe aclarar, conocer los resultados y tomar las decisiones que correspondan.

De la canasta para el cálculo, que considera 368 productos y servicios si nos guiamos por los que se toman de la encuesta CASEN solamente 107 afectan a este sector de chilenos. Este sistema que ya significa anualmente una pérdida del 5% del poder adquisitivo de las pensiones que percibimos, ha sido mayormente dañado con las irregularidades cometidas en su cálculo, con un injusto reajuste anual.

Es necesario aclarar las irregularidades en el cálculo del IPC porque los más perjudicados somos nosotros, los jubilados que sin lugar a dudas estamos en la línea de la pobreza y muchos en la pobreza extrema.

Ello, porque los trabajadores en actividad, logran obtener un leve mejoramiento sobre el IPC anual, como también ocurre con los empleados públicos todos los años. En cambio a nuestro sector solamente se nos aplica como factor de reajuste el promedio anual de éste índice.

Por otra parte, los bonos compensatorios, como el de invierno y otros, no consideran al sector pasivo, y como ejemplo reciente podemos destacar el bono marzo de este año.

No es necesario ser adivino para pensar que irregularidades como las ocurridas en el INE y tantas otras discriminaciones con las clases postergadas, como nuestro sector, llevarán a la ciudadanía a una revolución social exigiendo mayor igualdad.

Se trata de terminar con la discriminación entre los habitantes del país, que viven en un mismo territorio, forman parte de una misma sociedad, y tienen costumbres y lengua común.

Nuestra organización está dispuesta a ayudar y buscar caminos reales en libertad, paz y democracia.

Una muestra de lo que hacemos fue la creación de la Fundación del Adulto Mayor, Clotario Blest Rifo, que destaca la figura de este gran hombre, fundador de todos los estamentos de trabajadores activos y pasivos, como son la CUT, la ANEF y la UNAP.

Buscamos vivir en plenitud como seres humanos y que el sector pasivo tenga una vejez digna, decente, como corresponde a un país civilizado, por eso decimos, no más abusos como el reciente del INE.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas