Ciudad sin Ley

Es marzo y vuelven todos a la ciudad que nos da la bienvenida con tacos y atochamientos de tránsito. Esto es producto de que, entre otros factores, donde había una casa donde habitaba una familia, ahora hay 250 familias que ocupan autos y estos tienen un impacto en las calles de la ciudad.

Para solucionar esto existe hace ya varios años un estudio que exige medidas de mitigación a estos efectos, el famoso EISTU que es exigible en el caso de proyectos habitacionales de más de 250 estacionamientos.

¿Qué ocurrió que siguen empeorando los tacos?

Una causa puede ser de que dicho sistema era fácil de evadir, puedo desarrollar un proyecto de 1.000 viviendas y presentarlo como 5 proyectos de 200 viviendas y no habría que mitigar absolutamente nada.

Otro elemento que tiene de malo este sistema es que muchas veces cuando efectivamente se exigen mitigaciones, estás no se pueden ejecutar, por ejemplo, se exige sintonía fina de un semáforo que no existe porque era una medida de mitigación de otro proyecto que no se ejecutó, y uno se queda de brazos cruzados sin poder recibir un proyecto que cumplió todo.

Durante el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet se promulgó la Ley de Aportes al Espacio Público, que reemplazaba el sistema obsoleto anterior y que establece que todos los proyectos deben aportar y la posibilidad de garantizar medidas de mitigación, como en el caso que mencioné, si es que el estudio lo permite.

Dicha ley aún no entra en vigencia porque el actual gobierno retiró su reglamento de contraloría, por lo que no tendremos los beneficios y responsabilidades que ella establece hasta nuevo aviso.

Por alguna razón el gobierno emitió una circular que cita dicha ley y que permite garantizar las obras de mitigación si el estudio lo permite.

Puede parecer una buena solución en un principio, pero queda la impresión de que es solo una ventana que algunos pueden utilizar.

No me cabe la menor duda que dicha circular será impugnada en Contraloría como otras y mientras se resuelva va a permitir a proyectos que están estancados por las medidas de mitigación funcionar garantizándolas.

Llama la atención que en un ambiente en el que se crítica la incertidumbre de las normas de construcción se aplique una medida que la profundizará aún más y no se corte por lo sano que es sacar el reglamento de la Ley de Aportes al Espacio Público para que uno pueda utilizarla sin temor a que una circular sea impugnada.

Por mientras grandes y millonarios proyectos se destraban en tiempo récord, los más chicos seguimos por los conductos y tiempos regulares en que cuando estemos cerca de hacer los cambios, se impugne la medida y no podamos avanzar.

La Ley se debe igual para todos y no solo para los más fuertes.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas