El problema del acceso a la vivienda es la vivienda

En los últimos días ha salido  en los medios un informe de la Cámara Chilena de la Construcción en la que se hace eco de un problema que se viene planteando hace mucho tiempo, el acceso a la vivienda es cada vez más difícil dado su alto precio.

Este informe indica que mientras entre 2011 y 2019 los precios producto de la inflación crecieron 37,2%, la vivienda aumentó 67,8%  y los ingresos de las familias solo un 24,7%.

Revela que los dueños de una vivienda están bajando a niveles de la década del 80 del siglo pasado y aumentando el número de inversionistas inmobiliarios, quienes adquieren viviendas no para habitarlas, sino que para arriendarlas.

En primer lugar llama la atención que el gremio que agrupa a las empresas que construyen y venden las viviendas digan que están muy caras, dado que ellos son los que ponen el precio, el que no está regulado más que por la mano invisible del mercado.

Alguien puede argumentar que el precio esta regulado indirectamente dada las restricciones de la normativa urbana que tienen los terrenos, que define lo que se puede construir y el número de unidades que se pueden crear, por lo que un terreno en que puedo construir una torre de 30 pisos se venderá más caro que uno en que puedo construir sólo una vivienda.

¿Cuál es la solución que propone la Cámara chilena de la Construcción?

Liberar la poca normativa que rige la construcción de viviendas que hace más caro el acceso al suelo, ya que en el fondo genera una especulación respecto a lo que se puede construir y es finalmente lo que define el valor final de una vivienda, ya que el precio de construcción varía mínimamente a lo largo del país.

Yo creo que esta ausencia de normativa es la que nos ha llevado a este punto en que las familias chilenas no pueden comprar una vivienda, por lo que muchas veces deben optar por arrendar.

¿Cuál es la respuesta del Gobierno respecto a este tema?

No muy esperanzadora, ya que parte señalando que hay que revisar la normativa que impide que se ejecuten proyectos y velar por la certeza jurídica de los permisos de edificación.

Con respecto a la normativa hace poco se dio a conocer que se busca flexibilizar los subsidios de arriendo para que las familias puedan arrendar habitaciones, lo que nos lleva a una precariedad no vista en años, y con respecto a la certeza jurídica de los permisos de edificación no me queda muy claro si se refieren a mantener permisos otorgados incumpliendo la norma y que incluso la Corte Suprema acaba de declarar ilegales.

El problema del acceso a la vivienda está ligado al concepto de vivienda que muchas familias tienen en nuestro país, ya que se confunde el acceso a la vivienda con la propiedad de la vivienda, debido a que muchas familias quieren su casa o departamento como patrimonio para sus hijos.

En la actualidad muchas familias necesitan movilidad dentro del país por los trabajos a los que pueden acceder, por lo que el arriendo se puede plantear como una buena alternativa al acceso a la vivienda, mientras las familias ahorran para poder comprar una definitiva, pero el hecho de liberar la normativa para construir viviendas destinadas exclusivamente a arriendo genera dudas respecto a la verdadera razón de esta arremetida comunicacional, y viendo la respuesta del Gobierno en que va a flexibilizar el subsidio de arriendo, al final del día genera más suspicacia que grandes acuerdos.

Lo bueno de poner este tema en la palestra es reconocer que existe un problema con el acceso la vivienda y ese es el primer paso para solucionarlo, con todas las cartas sobre la mesa, y en base a eso empezar a discutir una solución consensuada, no impuesta apresuradamente por una de las partes y que al final del día sirva para mejorar la calidad de vida de todos los habitantes del país y que puedan contar con un gran abanico de alternativas de acceso a la vivienda.

Pero el proyecto de un subsidio de arriendo para una habitación es un retroceso que no se debe permitir.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas