">

Minerales críticos: Una oportunidad para considerar en Chile

El término "minerales críticos" se utiliza para referirse a minerales de gran importancia económica para una industria, país o área geográfica en particular y que están en riesgo de escasez de suministro. Muchos de estos minerales están experimentando un rápido crecimiento de la demanda y son claves para el desarrollo de la economía mundial.

Las tecnologías avanzadas, desde satélites hasta teléfonos celulares, requieren una variedad de minerales específicos con propiedades químicas y físicas únicas, que no fueron ampliamente utilizados o considerados esenciales para la fabricación hace apenas unas décadas.

Se utilizan en aplicaciones que incluyen la salud humana, productos farmacéuticos, tecnologías ambientales como baterías de iones de litio, electrónica de consumo, seguridad vial, industria química, siderúrgica y construcción, defensa y exploración espacial. Estos minerales no sólo son "críticos" para sectores claves de la industria y aplicaciones futuras, sino también para el funcionamiento sostenible de la economía mundial y para sus aspiraciones de convertirse en carbono neutral para 2050.

Sin embargo, la producción de muchos minerales de alta demanda se concentra en sólo unos pocos países, lo que crea un mayor riesgo de aumentos de precios e interrupciones en la oferta.

Un número significativo minerales considerados críticos (entre ellos tierras raras, wolframio, litio y cobalto) experimentará un fuerte crecimiento de la demanda en los próximos 20 años, mientras que los "convencionales" (cobre, oro, plata, fierro, molibdeno, por ejemplo) recibirán un impulso adicional a medida que tomen mayor presencia en las transiciones a un desarrollo sostenible y digital, con presencia importante de las energías renovables.

Todo lo anterior sugiere que, en Chile, donde la minería es una actividad económica de primera importancia aparece como deseable tener buena información al respecto, sobre todo para identificar como nuestro país debería beneficiarse.

En el 2014, la Unión Europea hizo un estudio que identificó unos 46 metales y minerales que consideró críticos para su industria. Algo similar puede decirse de otros países industrializados como Japón, China y Estados Unidos.

Tomando como ejemplo el caso de la Unión Europea procedí a revisar que metales o minerales del listado de sus Minerales Críticos tenemos en Chile: Resultó que actualmente nuestro país es productor de 20 de ellos y adicionalmente tiene en sus yacimientos otros 6, que también podrían ser producidos. Por otro lado, parece haber una ausencia de una política al respecto a nivel estatal.

Es obvio que, dada nuestra reconocida capacidad como productores de minerales a escala mundial, el tema de los Minerales Críticos debería ser estudiado, evaluado y considerado para ser aprovechado por nuestro país.

La privilegiada geología de este territorio nos pone en una situación aventajada como poseedores y productores de minerales críticos para varios países industrializados que dependen de estas materias primas.

Chile debe tener una buena comprensión de sus desafíos y debería trabajar activamente en estos temas. Si bien los principales retos mencionados para la futura minería chilena son productividad, energía, uso eficiente del agua, innovación, capacitación de capital humano y comunidades, habría que agregar el tener un mejor inventario de todos nuestros recursos minerales buscando sobretodo identificar aquellos minerales que otras economías consideran críticos para sus industrias.

Con un buen conocimiento de los minerales críticos se deberían también evaluar muchas minas antiguas hoy paralizadas y nuestros abundantes residuos originados por la minería: relaves, desmontes y escorias. Muchos de los cuales tienen varios metales y minerales de este grupo especial que ahora podríamos aprovechar. Así podríamos llevar a cabo la muy mencionada pero poco efectuada "economía circular".

La oportunidad está identificada. Ahora tenemos que actuar para aprovecharla.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas