Un nuevo-viejo desafío para la investigación científica

Chile mi querido país mirado a la distancia en el tiempo, nos separan más de 30 años y en el espacio, la Europa de los 26, en una España inmersa en una profunda crisis en que están mas comprometidos los países del sur, que en el diagnóstico global disponen de un sistema de producir ciencia menos competitiva lo que les crea mas desventajas con los mercados.

La ecuación de producir conocimiento de calidad para transferirlo a las tecnologías que puedan competir en los mercados aquí está lejos de los niveles de otros países de esta misma Europa y de otras zonas del planeta.

Es más que evidente que en España frente a las tasas de desempleo que provoca una economía a mínimos cuyo valor fundamental estaba sostenido por la construcción ha entrado en una escalada de adelgazar el sistema público creando bolsas de desempleo que hacen imposible el funcionamiento de la economía.

Las cifras oficiales hablan de seis millones de parados (cesantes) que según el gobierno se va reduciendo de acuerdo a unos índices de crecimiento económico que nadie termina de creer porque las evidencias de la economía familiar lo describen de otra manera.

Todo lo que aquí esta pasando es para nosotros que vivimos en Europa  volver al pasado, al fatídico 1973, año en que los militares fustigados por los dueños del sistema económico, inmersos en el área de influencia de los EEUU y con la excusa que el país era empujado hacia el marxismo, se hacen con el poder y comienzan una restructuración del país para ponerlo en la órbita del neoliberalismo económico de acuerdo a las teorías de Milton Friedman.

Por aquellos días el impulso de la investigación científica era débil y el gobierno militar sujeto a los dictámenes del sistema donde estuvimos inmersos durante 17 años lo único que intenta es desarrollar un opción paralela que son las universidades privadas que funcionan como empresas, reducir el gasto publico desmantelando las universidades del Estado.

Se mantiene como figura histórica el CONICYT como agencia del estado para proveer fondos a la investigación de las universidades y de los pocos centros de investigación del área estatal.

Vino la alegría con el fin de la dictadura y el Presidente Aylwin en su discurso dirigido a los académicos e investigadores en el entonces Hotel Carrera prometió crear una agencia estatal próxima a la Presidencia de la Republica dedicada a la investigación científica.Como toda promesa se quedó en el enunciado.

Y el viejo CONICYT remodelado y parchado, siguió ejerciendo la función de financiar proyectos de investigación sin plantearse los gobiernos de la Concertación el impulsar un proyecto estratégico para el desarrollo de la ciencia como había hecho Brasil por ejemplo,que a partir de 1960 comenzó a sacar con recursos propios a su capital humano en las áreas de interés de su economía y es así como son ellos los que con Cuba- que por otros caminos y razones políticas- comienzan a desarrollar su ciencia.

La promoción de los pos-grados en titulaciones de Doctores y Tecnólogos les permitió ir consolidando líneas de investigación que pronto les condujo al desarrollo de tecnologías competitivas para el mercado interno y para la exportación.

Un ejemplo más lejano en oriente fue el desarrollo de China y la India, los primeros apoyados por los nórdicos en tanto que India recibió apoyo de los EEUU para establecer contrapesos en esa Región.

Chile siguió un camino más largo basado en reformas locales normalmente dirigidas a las universidades, para impulsar por esa vía la investigación. El gobierno del Presidente Frei creó dos instrumentos donde destacan los proyectos Millenium para premiar la excelencia en investigación.

El Presidente Lagos dio un paso más y creó el centro de biotecnología en la U. de Concepción y continuó con los Millenium.

El primer gobierno de la Presidenta Bachelet continuó en la misma línea y se hicieron esfuerzos por poner nuevas ideas en la arena política pero se mantuvo lo que se venía haciendo sin dar saltos cualitativos.

A esas alturas los países avanzados ya estaban llegando a las OMICAS (Genómica, Metabolómica, Transcriptómica…) El genoma humano ya estaba secuenciado en los EEUU (2002) y la tecnología para el estudio del ADN daba pasos decisivos para abrir nuevas áreas del conocimiento.

Por su parte los físicos del CERN avanzaban hacia desarrollos energéticos teniendo como base la energía atómica y la química de los combustibles fósiles entregaba una enorme gama de nuevos polímeros a partir del petróleo.

También en materia de defensa los mercados se llenaban de máquinas de destrucción que se vendían en los países en conflictos de todo tipo.Los minerales eran otra fuente de riqueza que ofrecía posibilidades para los que se habían preparado con esmero.

Todo este conjunto de nuevos conocimientos producía mejoras en la producción agrícola, vegetal y animal, diseñando nuevas variedades y productos. En tanto que la farmoquímica ofrecía drogas de diseño en todo tipo de envases y dosificaciones.

El mercado danzaba entremedio ofreciendo precios y productos. Todo el que tuviera dinero, podía comprar.

Brasil como ejemplo más cercano lo recibe el Presidente Lula con casi 20 millones de seres humanos que no tenían garantizado comer todos los días y el milagro es que lo deja con solo 10 millones en esas condiciones.Mirado desde una óptica estrecha no es un gran logro pero en la dimensión de país sí lo es, el Estado reduce la pesada carga de la miseria.

Otros países de Latinoamérica también avanzaban en la medida de sus fuerzas.Y de estos análisis es donde le vino al Presidente Lagos la idea y ¿por qué no hacemos un centro de biotecnología nosotros también? Y se hizo en la UDEC, es el primer esfuerzo país en esta dirección y ya está caminando.

Hace unos meses se ha publicado en Nature un artículo (Nature 501:506-511, 2013), que ya es viejo, la Ciencia y la tecnología han hecho posible el ILUMINA, ya podemos leer el genoma de cualquier ser vivo y podremos avanzar gracias a la bioinformática a comprender los mecanismos de regulación de la transcripción, porque en verdad os digo somos organismos hiper regulados y esto dará nuevas luces en todas las áreas de las ciencias de la vida.

La pregunta del millón ¿cual es la tarea del actual gobierno de la Presidenta Bachelet?

Poner en marcha un programa estratégico de desarrollo de la ciencia y la tecnología basado en las fuentes de riqueza que tiene el país.¡Hay que hacerlo ya!

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas