Es urgente achicar territorio de algunas municipalidades

¿Usted ha tenido que hacer un trámite últimamente en alguna municipalidad capitalina?

En este caso, si usted lo ha hecho o lo tiene que hacer ¿busca un tiempo en su agenda? ¿O va de inmediato con la convicción que lo atenderán rápidamente? La respuesta es ármese de paciencia, vaya dispuesto a sacar número y ojalá la persona que lo atienda, entienda el concepto “calidad de servicio”. 

Lo anterior se debe a que nuestra capital sigue creciendo a pasos agigantados y no nos hemos detenido a pensar que varias municipalidades santiaguinas tienen territorios muy extensos, pero sobretodo con necesidades disímiles. 

Pensamos que es necesario achicar urgente el territorio de algunas municipalidades de Santiago como anteriormente ocurrió con las Municipalidades de Vitacura y Lo Barnechea, ambas fundadas por Decreto Ley en 1991 y que se formaron a partir de subdivisiones en la Municipalidad de Las Condes. 

Por ejemplo, creemos que la Municipalidad de Colina debe dividirse en el eje Autopista Los Libertadores, que al lado oriente de esa Autopista nazca la Comuna de Chicureo y el lado poniente quede como la Municipalidad de Colina. 

De igual manera, que la Municipalidad de Santiago debería achicarse en dos partes. Una desde la Ruta 5 hasta Av. Vicuña Mackenna manteniendo el nombre de Santiago y la otra entre la Ruta 5 y el Santiago poniente actual y que tome el nombre de General Velásquez. 

Asimismo, la actual comuna de Las Condes debiera dividirse en tres partes. Una entre Av. Tobalaba y Av. Américo Vespucio para llamarse El Golf, otra entre Av. Américo Vespucio y Av. Padre Hurtado que mantenga el nombre de Las Condes y la tercera, entre Av. Padre Hurtado y el Parque Natural San Carlos de Apoquindo con el nombre de Los Domínicos. 

Es el mismo caso de Lo Barnechea, que también podría dividirse en dos. El eje poniente de Av. La Dehesa, que debería llamarse comuna de La Dehesa y al eje oriente de Av. La Dehesa que mantenga el nombre de Lo Barnechea. 

Estos son algunos ejemplos de posibles subdivisiones territoriales en los actuales municipios y seguramente en otras comunas y regiones de Chile también podrían ser  evaluadas algunas subdivisiones por las autoridades competentes, y de esa manera, mejorar la eficiencia. 

¿Qué gana la ciudadanía con esto? Autoridades comunales más presentes y cercanas a la gente, fin de las agendas propias en las alcaldías, mayor dinamismo en las Direcciones de Obras, Colegios y Hospitales para los vecinos, mejor seguridad y más acotada, trámites más expeditos, dotación municipal menos recargada de trabajo, más fidelidad de los vecinos con su comuna, entre otras.

¿Qué pierde la ciudadanía con esto? Seguir tal cual.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas