Alfombra roja y cine chileno

San Sebastián se viste de gala.

La ciudad española - y vasca – ya tiene puesta la alfombra roja. La 61 edición del festival internacional de cine está a punto de comenzar. Y a las estrellas se las espera expectante en el certamen más importante de España, uno de los de mayor prestigio en Europa y, se me antoja, el que aglutina el mayor fervor popular de cuantos se celebran.

¡Hay que ver como aman los donostiarras a su festival!

Unas trescientas películas -más o menos- ponen a prueba a críticos, periodistas, amantes del séptimo arte, en general y mitómanos, en particular.

La vitalidad del festival de Cannes, la irregular selección de películas en Venecia y el frenético trasiego de buenas películas que se proyectaron hace unos días en Toronto, ponen a prueba a la organización del certamen de San Sebastián.

El director del festival, José Luis Rebordinos, ha reconocido que la competencia es brutal y que existe el peligro que San Sebastián quede relegado a la segunda división si se queda dormido en los éxitos del pasado. Su apuesta es por una mayor implicación de la industria y la incorporación aún más activa del cine latinoamericano y español. Sin perder de vista, lógicamente, a cinematografías más consolidadas y que dominan el mercado internacional.

La programación de este año da pie al optimismo.

En la sección oficial compiten 13 producciones, cuatro de ellas españolas (tal como está la situación en el país hay que echarle una mano a los locales) y otras tantas de Francia, Reino Unido, Canadá, Austria, Estados Unidos y México. A falta de cine asiático, que suele poner la nota “exótica” en estos certámenes, Venezuela y Bosnia-Herzegovina toman su relevo y se suman a la pugna por la Concha de Oro.

Algunos de los directores de estas películas a concurso poseen un bagaje más que notable. Los directores franceses Bertrand Tavernier y Francois Dupeyron, el mexicano Fernando Eimbcke y el armenio-canadiense Atom Egoyan, entre otros.

En esta edición se anuncian estrenos de altos vuelos: Futbolín, del argentino Juan Carlos Campanella ,que inaugura el festival; El extraño viaje de T.S.Pisvet del francés Jean Pierre Jeunet, consagrado director de Amelie; Prisioneros del canadiense Deni Villeneuve, director de Incendes y Las brujas de Zugarramurdi del español y siempre sorprendente Alex de la Iglesia.Esta película será la encargada de poner el cierre al festival.

Estos nombres son el anticipo de nueve días de cine en estado puro.

Este año, la presencia de Chile se ha incrementado en San Sebastián. Demostración que las producciones patrias empiezan a ocupar el sitio que se merecen. Aunque incrédulos y escépticos no falten.

Como miembro del jurado internacional responsable de otorgar los premios Concha de Oro y de Plata a las películas y actores más destacados en la sección oficial figura la actriz chilena Paulina García, la galardonada protagonista de Gloria. Por cierto, la película de Sebastián Lelio se proyectará en la sección Perlas, dedicada a producciones que han sido premiadas en festivales y elogiadas por la crítica internacional. Un gran privilegio codearse con la mejor cosecha del año.

Otro protagonista será Bruno Betatti, productor y director del festival de Cine de Valdivia, que presidirá la sección Horizontes Latinos. En esta sección aspiran a premio once películas, entre ellas, Raíz del chileno Matías Rojas Valencia.

Nuevos Realizadores es otro apartado que acapara el interés de la crítica especializada del certamen.El año pasado triunfó Carne de perro de Fernando Guzzoni. Este año se han seleccionado diecisiete producciones de diferentes países, entre ellas la chilena El árbol magnético de Isabel Ayguavives.

En el apartado correspondiente al segundo Foro de Co-producción Europa-América Latina se han seleccionado 16 proyectos en desarrollo de 15 países. Chile está presente con dos propuestas:A la sombra de los árboles, dirigido por Matías Rojas Valencia y Niño nadie, proyecto del realizador Fernando Guzzoni.

En la sección Cine en Construcción, para producciones inacabadas, participan dos películas chilenas: La comunidad de la distancia de Jorge Yacoman Saavedra y Matar a un hombre, de Jorge González Almendras, director que ya ha presentado película en anteriores ediciones del Festival de San Sebastián.

A un certamen cinematográfico de primera categoría no le pueden faltar las estrellas. Hay dos protagonistas que se han asegurado un paseo majestuoso por la alfombra roja entre vítores y flashes: la actriz española Carmen Maura y el actor australiano Hugh Jakman, Premios Donostia de Honor en reconocimiento a toda su trayectoria.

También anuncian visita la actriz Annete Benning y los directores Terry Gillian, Hirokazu Kore-Eda y Oliver Stone, que presenta fuera de concurso la serie documental The untold history of USA con una duración ¡de doce horas!

La retrospectiva, homenaje a una personalidad destacada del cine, está dedicada este año al japonés Nagisa Oshima, director de obras geniales y también de encendidas polémicas como El imperio de los sentidos o Merry Christmas Mr. Lawrence.

La fiesta del cine, en la que no faltan películas de animación, deportes, aventuras o gastronomía, está a punto de comenzar. San Sebastián es durante nueve días capital mundial del séptimo arte.

La función va a comenzar. Apaguen sus celulares y ¡a disfrutar!

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas